Conoce mi blog

.- ¿No conoces este blog? Existen muchas cositas que te pueden interesar, para conocerlo y saber como se navega pincha "AQUI" y lee el artículo que lo explica

.-Para ir a la página inicial, pincha "AQUI"


........Y debajo de la última entrada, salvo que se hayan terminado, existen entradas mas antigüas

viernes, 24 de octubre de 2008

El postulante de la Comparsa “La Señora”


Era verano del 91 mi amistad con el Salvita “el cajilla” hizo que yo hiciese de pareja el en la cena de despedida de esta agrupación, despedida porque ya pocas actuaciones les quedaban juntos. Ya sabían de la división del grupo, el grueso con Quiñones (Suspiros de Cai), por otro lado José Luis Bustelo (Oye mi canto) y por otro a los hermanos Alcántara (La Fragata). En esa cena que yo ejercí de la señora de Salvita, pude conocer un poco al grupo, desde Pepe Claret hasta Fali Mosquera, Ramoni, Caramé, etc…

Después de esta cena que acabaríamos a las tantas en el baluarte de la Candelaria en Cádiz, a los pocos días me dijo mi colega el Salvi que hacía falta alguien con coche para llevar a algunos a Algeciras pues tenían que cantar, yo le dije que sin problema, me pagaron la “gasofa” y ejercí de chofer de a comparsa aunque no recuerdo bien a quienes llevé.

Era Septiembre y actuaban en un parque público, creo recordar que era la Plaza Alta o algo así. Llegamos se vistieron y yo me quedé junto al cuñado de Pepe Claret que también vino a esa actuación. Antes de empezar nos llamaron a los dos y nos preguntaron que si queríamos vender las cintas y los libretos por el patio de butacas, ¿Qué les iba a decir? Pues sin tener la pretensión de ser postulante, cuando empezaron a cantar yo por un lado y el colega por el otro, mano arriba mostrando las cintas, nos pusimos a venderlas.

Se vendieron todas en un plis plas, pero lo mejor eran los piropos de la gente a la Comparsa. Yo me sentí un miembro mas pues se dirigían a mí como si yo lo fuera. Al acabar la actuación le dimos el dinero y sin yo querer me dieron algo, no recuerdo cuanto, pero me gratificaron pese a que yo insistí que no quería.

Cuando se cambiaron dijeron de ir a tomar una copita a una discoteca de allí al lado, yo le pregunte ¿a cuale? Y me dijeron si a la Cuale, una que estaba en la carretera entre Algeciras y La Línea, y allí nos fuimos a tomarnos un par de cubatitas, lo que no recuerdo bien es quienes fueron los que fuimos.

En la discoteca cuando debía ser las seis de la mañana tuve que decir ¡quillo, vámonos ya para Cádiz, que por si no lo sabéis a las nueve sale el tren que me lleva al aeropuerto de Sevilla pues a medio día sale el avión para Las Palmas, pues me iba al día siguiente a pasar unos diítas con mis tíos.

Todo salió bien, llegué a punto a Cádiz, a la estación, al aeropuerto, pero más pronto caí rendido en la cama. Recordando en mi cansancio, como aun lo sigo haciendo, como había sido por un casual el postulante de una comparsa, del mismísimo Enrique Villegas o de José Luís Bustelo.

Salud y libertad
Publicar un comentario