Conoce mi blog

.- ¿No conoces este blog? Existen muchas cositas que te pueden interesar, para conocerlo y saber como se navega pincha "AQUI" y lee el artículo que lo explica

.-Para ir a la página inicial, pincha "AQUI"


........Y debajo de la última entrada, salvo que se hayan terminado, existen entradas mas antigüas

domingo, 26 de octubre de 2008

Los curas de mi barrio del Buen Pastor de San Fernando


Siempre tiene un gesto cariñoso, lo primero que suelen hacer es saludar a los niños, y luego al resto de invitados, ellos son así, hacen que nos sintamos a gusto en la casa común, hacen que veamos todo de forma diferente.

Suelen cantar, bailar, jugar, nos contagian de sus cantes, sus bailes, sus juegos, vemos como algo que creíamos ortodoxo, conservador y hasta estrictamente serios sea todo lo contrario. Ellos predican la palabra de Dios, si, la misma que quedó escritas hace un puñado de años, pero lo hacen usando otros métodos, o sea de otra forma. Saben que para que entremos en la casa de todos, a veces es necesario que exista un aliciente, aliciente para que un niño, un joven o yo mismo dejemos de lado algo que nos pueda gustar para estar muy a gusto en una asamblea cristiana.

Esa es la otra forma que yo abogo de hacer religión, así es la mejor forma de acercar a la comunidad a la Iglesia, con alegría, con risas, con bienvenidas, no como otros Sacerdotes que parecen obligados a darte la comunión, donde sus misas son rellenada por cuatro ancianos, sin mas experiencia que hacer una misa diaria si mas enseñanza que los textos del Evangelio.

En la parroquia del Buen Pastor de San Fernando en una celebración comparten la asamblea niños, jóvenes, adultos y ancianos. En las misas te hacen sentir a gusto, incluso llegas a reírte Es la otra forma de hacer llegar la Palabra, ellos no son los importantes, no usan alzacuellos ni se erigen en mas nada que ser unos tíos de puta madre, que valen mas que los que usando coche oficial son incapaces de saber o conocer la mitad, como saben los curas de mi barrio, de la realidad de nuestra sociedad .

Salud y libertad

2 comentarios:

ANAROSKI dijo...

Hola Paco:

Tienes razón, el cura del Buen Pastor tiene a los jóvenes enloquecidos, a los niños alucinados, y a las madres también, a mí ha conseguido cambiarme de Parroquia, ya que yo seguía yendo a la de siempre a la Castrense de San Francisco. En la que hemos tenido la suerte de tener al Padre Javier, hasta que hace casi un año se marchara. Es importante, ser la sal del mundo pero en el mundo, no mirando las cosas por encima de los hombros, sino a la misma altura de los ojos, aun cuando haga falta agacharse no pasa nada, muchas veces de agacharnos poco nos da lumbalgia por no estar acostumbrados. Por cierto y hablando de curas, mañana te ruego te pases por mi blog, es decir, dentro de dos horas y media, que ya será mañana.

He preparado lo que me pediste, primera entrega.

Pa el lunes que viene, la segunda.

Un besote Paco.

Ana.

Gonover dijo...

La verdad es que la parroquia es la que siempre debe dar la cara. Y así encontramos "parroquias" y "parroquias". Generalmente depende del carácter del párroco tal o del sacerdote cual.

En la Iglesia hacen falta más parroquias así, que en ningún modo están alejadas, o no deben estarlo, de la Iglesia. Yo lo veo como algo lo más normal del mundo, es normal, el párroco es responsable de que su parroquia acoja a su feligresía, y que ésta se sienta bien en ella.

El mensaje de Cristo siempre debe ser el mismo, lo único que puede cambiar es el método empleado en llevarla a cada rincón.

Pero es importante que siempre nos mantengamos en la misma autopista, cada uno en el carril que quiera, que esta autopista tiene unos pocos, pero siempre que no salgamos de la autopista.

De ahí que la Iglesia acoja con buenos ojos que haya diversos movimientos que ofrecen la fe de distintos modos.

Aquí en Dos Hermanas encontramos una capillita que con la actitud de los sacerdotes atrae a la gente, y en este caso no precisamente por bailar, cantar, o no llevar alzacuellos (que lo llevan), sino por su manera de transmitir la palabra, por el entusiasmo que tienen y enseñan,... Otra parroquia a la que vamos destaca por la actividad incansable del párroco, no para el tío! Y mira, también atrae a la gente.

Y hay, gracias a Dios, montones de ejemplos. La Iglesia está viva, y creeme Paco, es necesario en ella todo: el que baila, el que canta, el que no lo hace, el que piensa, el que estudia, el que reza, el que dirige,...