Conoce mi blog

.- ¿No conoces este blog? Existen muchas cositas que te pueden interesar, para conocerlo y saber como se navega pincha "AQUI" y lee el artículo que lo explica

.-Para ir a la página inicial, pincha "AQUI"


........Y debajo de la última entrada, salvo que se hayan terminado, existen entradas mas antigüas

lunes, 23 de noviembre de 2009

El espíritu de Guzmán el Bueno

- “Me piden unos amigos que haga un articulo referido a la leyenda de Guzmán el Bueno, les dije que rebuscaría entre mis neuronas una que me indicase el camino, y aquí está, dedicado plenamente a Loli Callealta y a su lucha”.

Dice que la vida pone en reiteradas ocasiones a prueba la valentía de las personas, no es tildar de cobarde a quien ceda ante pretensiones ajenas, pero si es justo calificar de valiente a quien no se rasgas sus vestiduras ante nada, aunque la cabeza de sus hijo se la quieran lanzar ante su propia presencia.

Es el espíritu de Guzmán el Bueno, el que no cedió ante su enemigo para que claudicase y le entregase su castillo, y que por encima de todo tuvo la osadía de dar el útil que a posteriori degollaría a su propio hijo, todo antes que caer en el chantaje.

Hoy en día ningún padre entregaría un cuchillo decapitorio al verdugo de su hijo, hoy en día lucharíamos para salvaguardar nuestro honor, nuestra patria, nuestros amigos y ante todo a nuestros hijos que esto es lo único que de verdad es nuestro. No daríamos un cuchillo pues afortunadamente no estamos en el siglo Xlll donde la muerte era premiada. Ya no, ahora la muerte es el fin de la vida terrenal, pero seguro que mas de un padre o una madre entregaría su propia cabeza para, si así fuese necesario, salvar la vida de su hijo.

La vida es una constante lucha, continua sobre todo para los guerreros de la vida. Los padres y madres que se precien solo tienen un objetivo como tal, luchar por ellos y para ellos. Guzmán el Bueno dejó degollar a su hijo y pensó que por ello el bienestar de los otros hijos quedarían asegurados, como así ocurrió. Hoy en el milenio siguiente, no existen chantajes contra nuestros hijos, pero el pertinente “Bueno” luchará contra los moriscos ante cualquier adversidad para una sola y simple cuestión, - lo que no quiero para mí, o para mi hijo, no lo quiero para nadie.

Salud y libertad
Publicar un comentario