Conoce mi blog

.- ¿No conoces este blog? Existen muchas cositas que te pueden interesar, para conocerlo y saber como se navega pincha "AQUI" y lee el artículo que lo explica

.-Para ir a la página inicial, pincha "AQUI"


........Y debajo de la última entrada, salvo que se hayan terminado, existen entradas mas antigüas

lunes, 14 de diciembre de 2009

Miguel Quintana, "el lengüa"


Tiene en su haber la ciudad de Cádiz un numeroso saldo positivo de gente querida. Pero no me refiero a personalidades del tipo que sea, me refiero a personas tan meramente importantes que a lo mejor solo se les conoce o en el caso al que me refiero conocía por el mote o apodo.

Miguel Quintana a lo mejor no dice de quien se trata, si decimos Miguel el Lengüa ya es otra cosa, los que sabíamos de Miguel del tirón lo señalamos como uno de esos Santos Inocentes que, reitero, obra como saldo a favor en el balance de ciudadanos de Cádiz.

Miguel desde que tengo uso de razón siempre lo he visto igual, tranquilo, pausado, con un puro y caminando por las calles de la ciudad. Lo del lengua era simplemente por su enorme lengüa que poseía. De chicos le decíamos ¡Miguel enseña la lengüa! Y el jodío se prestaba a esos juegos y mostraba una enorme lengüa que paseaba desde a la nariz a la barbilla dejándonos a todos boquiabierto.

Miguel era un señor tranquilo como ya he dicho, nunca ha mostrado, que yo sepa y haya visto, malestar o genio cuando los niños terminaban burlándose de él, en ese momento se daba la vuelta y se marchaba como si los chistes no fueran con él.

Otra de las facetas de Miguel era la de amante de la Semana Santa, pertenecía a varias hermandades, y en la fiesta del Corpus o la Patrona se le veía vestido para la ocasión acompañado a sus Hermanos de su Cofradía.

Son muchas las cosas que se hablan de Miguel incluso de ser pretendido por alguna dama, pero Miguel vivía a su forma sin mayores espectáculos públicos, que ser Miguel el de la enorme lengüa, Quintana de apellido y gaditano de gentilicio. Y aseguro que todos los que lo conocían cuando se enteraron de su muerte sintieron lástima, pues era y aun es muy querido en la ciudad.

DEP.

Salud y libertad

.- Foto extraída del Foro gaditano "Cádiz de Ayer a hoy", publicada en el Diario de Cádiz.

5 comentarios:

Javi Osorio dijo...

Pues sí que voy con atraso. Claro que conocía a Miguel el Lengua, con su habano en la boca y a su aire.

Un saludo y a ver si me aclaro ya con el blog!!

Angel Rodriguez dijo...

Ignoraba la muerte de miguel, yo fui uno de ellos que me burlé de él y ahora pienso en lo injusto que fuí en aquel momento, pués el era una persona que no se metia con nadie, siempre con su puro en la boca,cosas de niños.Hoy no pienso llamarte por tu mote sino Don Miguel descansa en Paz

Francisco Marin dijo...

Buenas noches, yo tampoco me había enterado de que hubiese fallecido, como todo el mundo en Cádiz, o casi todo el mundo, lo conocía tan solo de verlo por candelaria e incluso por el desaparecido "horno del Laurel" en la calle Barrocal.

Creo que era familia de alguien de por ahí.

No me alargo mas, tan solo, rogar por el descanso de su alma, viendo que poco a poco nos quedamos sin gaditanos a los que se les quería y apreciaba, incluso hasta sin conocerlos profundamente, tan solo de vista.

D.E.P.

picklehouse dijo...

Se nos fué Miguel, otro bendito de las calles de Cádiz, seguro que allá arriba estarán a porfia para ver que insignia cofrade llevará en la solapa ¿o las llevará todas a la vez como hacia siempre?.

De lo que estoy seguro es de que ha sido acogido por el Padre con el mejor de sus abrazos después de tanto procesionar acompañando a nuestros titulares por todo Cádiz.

Descansa en paz Miguel, has pasado a formar parte de todos esos personajes de nuestra ciudad que nunca morirán mientras haya un gaditano/a que recuerde deambulando con tu puro por la Tacita de Plata.




http://pasionporcadiz.spaces.live.com/


http://www.youtube.com/user/DePuertaTierra

Canoso dijo...

Vaya, el más atrasado de la pandilla, lo que dices es muy cierto, montones de veces vi a chiquillos metiéndose con Miguel y nunca le vi un mal gesto, se giraba y adiós. Buen tipo y muy querido