Conoce mi blog

.- ¿No conoces este blog? Existen muchas cositas que te pueden interesar, para conocerlo y saber como se navega pincha "AQUI" y lee el artículo que lo explica

.-Para ir a la página inicial, pincha "AQUI"


........Y debajo de la última entrada, salvo que se hayan terminado, existen entradas mas antigüas

domingo, 27 de diciembre de 2009

Risas, bromas e inocentadas


Reconozco que me gusta reírme, quizás una de mis pequeñas virtudes sea esa capacidad de reírme hasta de mi mismo. Y eso lo considero importante para reírte de todo, que lo principal es aceptarte y saberte también que eres reible a ajenos.

Me gustan las bromas, eso si intento que no sean de mal o dudoso gusto. Los chistes macabros me gustan, aunque en más de una ocasión me han tachado de frivolizar un escabroso tema y con razón, cuento ese chiste en la que hasta yo mismo me he puesto como actor y ser el tema principal de las risas en un chistecillo.

A bote pronto y cuestiones de risas en mi vida podré contar innumerables situaciones que la carcajada eran inoportunas. Recuerdo un día, quizás un domingo íbamos Juan Rojo (el morrongo) Javi Deschamps y yo, supongo que aburridos y sin saber que hacer. Tendríamos trece o catorce años y nos metimos en la Iglesia de San Antonio pues nos dio por escuchar misa (¡que cosas!) pero bueno peor eran otras. Nos sentamos los tres y de momento Javi se va a una capilla lateral como para rezar, el morrongo y yo nos miramos y seguimos escuchando. Al rato se incorpora Javi y sigue en la misa. Pero en una de estas Javi se va a levantar otra vez y le sale un “prrrrr” de “to el sieso”, vamos que se pegó un peo que se enteró toda la iglesia. En el silencio se escucha por detrás a alguien decir ¡anda hijo! Y una señora replicar ¡que poca vergüenza!, y entonces fue cuando el morrongo y yo empezamos a reír por lo bajinis, intentando aguantarnos la risa, mientras que el Deschamps no sabía a donde meterse. Hasta que tuvimos que salir corriendo a carcajadas pues no podíamos más y esperar que saliera el autor de ese desaguisado.

Siempre hemos vivido bromeando, otra de las coas que hacíamos de pibes era ir por las cofradías apuntando a los colegas. – venga vamos a apuntar a este en Vera Cruz o en cualquier otra, y allí íbamos y dando los nombres del que ese día no estaba, lo hacíamos hermano de unas pocas, recuerdo como la madre de Jose Bernal le dijo a su hijo, - Jose hijo que te pareces a Miguel lengua con tantas cofradías, mientras los demás en su casa mirábamos para otro lado sin decir ni pio.

El teléfono era otra alternativa para reírnos, llamar y decir – Muy buenas le llamo desde Radio Cádiz, del concurso Vivir Forlaidy, ¿desea usted participar?.... todos decían que si, y lo hacíamos cantar, recitar alguna poesía con algo en la boca, contar chistes……. Y luego dábamos un teléfono para que llamaran para recoger el premio. O de mas mayor llamar a mi casa descolgar mi madre, preguntar por mi hermana y decir que llamábamos de laboratorios Lalleman para dar la prueba de maternidad, decir mi madre que le diéramos el resultado a ella y decir no lo siento esa noticia solo se la damos a la persona indicada…dejando a mi madre dándole vueltas al coco.

En mi trabajo también las he gastado así a bote pronto al año de entrar un día me fui para unos pocos de compañeros y les dije. – Quillo que Don Jerónimo te llama, Don Jerónimo era el Director y todos iban como corderitos preguntando que quería, hasta que uno me dijo que – dice Don Jerónimo que no le mande a más nadie.

Yo soy así y que me ría de casi todo podrá ser una virtud o un defecto, no lo se. Lo que si se es que ha habido quien ha confundido y que mi forma de ser es independiente a la de mis amigos, o mi familia. Recuerdo un día hace tiempo nos metimos por lo menos cinco o seis compañero en la furgoneta formando un tetris en donde solo cabían dos, pero era para movernos de un lado a otro y por el cachondeo, cuando el vehículo había arrancado me tire uno de esos cuezcos que hasta se mastican del espesor que deja en el ambiente, cuando el chofer paró era para ver a todos salir por patas y acordándose de mis difuntos…. No vea. Pues hay quien confunde con que yo pueda hacer cosas como estas, mi mujer o mi familia deban de aguantar otras bromas por parte de ellos por el simple hecho de que yo las haga.

Son muchas situaciones que se me quedan en el teclado pues sino sería mas largo esto que una meá cuesta abajo, pero como le dijo una vez mi colega el chato a mi Inma refiriéndose a mi, ¡Quien no le conozca que lo compre!, y a mi, ¡que quiere que diga! “po” me gusta ser así.

Y para que veáis que yo soy el primero en reírme, pongo un video mi boda, verídico.



Salud y libertad
Publicar un comentario