Conoce mi blog

.- ¿No conoces este blog? Existen muchas cositas que te pueden interesar, para conocerlo y saber como se navega pincha "AQUI" y lee el artículo que lo explica

.-Para ir a la página inicial, pincha "AQUI"


........Y debajo de la última entrada, salvo que se hayan terminado, existen entradas mas antigüas

miércoles, 5 de mayo de 2010

Pedro Guerrero Lago, el mejor jardinero del mundo.


Con poco mas de veintiún años y cuando corría el primer día de diciembre de 1988, fue cuando tuve la suerte de entrar a trabajar como ayudante jardinero en el Ayuntamiento de Cádiz, entonces fue cuando los diez que entramos teníamos que ir todos los días al parque Genovés y empezar a ejercer una profesión que la mayoría desconocíamos

Una vez todos en el parque e incorporado el ultimo, Jesús Iglesias que llego quince días mas tarde por haber padecido una rotura en el tobillo, el cual llegó dando mas "cojetás" que el cojo peroche, llegaba el momento de ir redistribuyéndonos según las necesidades del servicio.

En principio las tareas de limpieza en el propio Parque Genovés era la tarea común, posteriormente a cada uno les iban derivando a otras plaza y jardines, como a la Alameda, a la Plaza de España, Puertas de tierra…. Todos íbamos siendo asignados con un jardinero a un jardín, o a un trabajo especifico, como en la siega de los jardines.

Aun lo recuerdo, estaba esperando la faena cuando me dice Pedro, al que terminé diciéndole tito, -Chaval, coge tus cosas que nos vamos a los jardines de Canalejas, haciéndome ver que era para una larga temporada.

El motivo no era otro que hacer un trabajo intensivo, en lo que entre otras cosas era realizar nuevos arriates, nuevas plantaciones, podas, etc…. Allí había un jardinero destinado pero lo que se trataba era dar un golpe de timón a ese por entonces demacrado jardín, como así ocurrió.

Y no sabía yo que tras ese llamamiento que me hizo sin más motivo que yo le caía bien, iba a ser el revulsivo para que desde aquel entonces me gustara la jardinería. El me enseñó todo, nadie por aquello entonces lo hacía pues aunque la mayoría de los jardineros mayores no eran malas personas, si eran muy reservados en el arte de enseñar, (yo siempre pensé que para ellos yo era un adversario potencial para trabajos de jardinerías en domicilios particulares). El me enseñó a ser, primero compañero, y después jardinero. El me enseñó a trabajar con la vista, mas que con la espalda, el me enseñó a que si a mi no me gusta como ha quedado algo que supiera que a los demás tampoco. El me enseñó, desde plantar dos alhelís, a podar un olmo, y ya tras eso, estuve una gran trayectoria a su vera, haciendo trabajos intensivos, así como en las épocas de la poda también él me solicitaba. Pero sobre todo me enseñó lo que hoy casi no existe gracias a la privatización de los servicios, que los jardineros deben de serlos y estar orgullosos de sus obras, y que la vista es la mejor agradecida de un jardín bien cuidado.

Pedro, mi tío Pedro como aun le llamo cuando lo veo, esta felizmente jubilado. Recuerdo que una de las últimas veces que lo vi allá por su casa, estaba yo cortando una rama de una washingtonia. Y al jodío le faltó tiempo para reñirme,¡ coño y hacia años que no lo veía!, -¿así es como te enseñao yo?...... Hoy la casualidad ha hecho que viva al lado de su sobrina “la rubia” como yo la conozco, y es la que de vez en cuando me informa de como se encuentra.

Lo afirmo y sin dudarlo que él es culpable de que yo aun sin ejercer de jardinero, lleve muy a honra y orgullo que lo diga abiertamente, Jardi por la gracia de Pedro Guerrero, para mí el mejor jardinero del mundo.

Salud y libertad
Publicar un comentario