Conoce mi blog

.- ¿No conoces este blog? Existen muchas cositas que te pueden interesar, para conocerlo y saber como se navega pincha "AQUI" y lee el artículo que lo explica

.-Para ir a la página inicial, pincha "AQUI"


........Y debajo de la última entrada, salvo que se hayan terminado, existen entradas mas antigüas

lunes, 28 de junio de 2010

Una de jardineros y Villegas, y otra de la Antología fúnebre del Puerto del Libi

Una de las cosas que echo de menos de los buenos tiempos en Jardines, eran las reuniones por tantos compañeros que nos veíamos en el Parque Genovés. Esos ratos previos a la distribución de las distintas tareas eran momentos mágicos, pero para mágicos eran esos días de invierno que ante la lluvia nos quedábamos todos resguardados o bien en el invernadero, o preparando semillas o haciendo unas tareas bajo una techumbre y envueltos en conversaciones.

Pero había una señora, que era la empleada de la limpieza, que fue el último reducto de las limpiadoras municipales, siendo la última pues como todo viene pasando con las políticas actuales se prima más lo privado que los servicios públicos.

Pues bueno una de las cosas que a mí me encantaba, era oír como mientras desgranábamos las semillas para su preparación posterior, la compañera, curiosamente una de las hijas del célebre autor carnavalero Enrique Villegas, contaba unas historias paranormales. Y cada vez que me contaba una de esas historias, que bien podría ser productos de otras cuestiones, pero que yo nunca dudé de su veracidad, de seguida me iba para mi mujer, por entonces mi novia y le comentaba y le relataba de la mejor forma posible lo que ella me había contado esa mañana. Cuestiones de visiones, de llamadas, de visitas….. Un sinfín de historias paranormales todas tan bien relatada, que parecía que la estaba viviendo in situ

Tanto era así que el día que le presenté a Manoli Villegas a mi mujer, siguió mi compi contándole cositas de “ultratumbas” pues esas cositas nos entusiasmaba bastante y nos bebíamos literalmente los programas de radios que se emitían por la radio en aquellos entonces, que dicho sea de paso en mi “pelló doscientos cinco” con nocturnidad, alevosía y entre revolcones……(total, secretos de alcoba)

Y como todo en mi gira en torno al cachondeo, aunque sea un tema que nunca me lo he tratado como tal, yo que me considero un poco bastante frívolo con cuestiones que no debería de serlo, me he acordado del Libi, de cómo con todo el arte del mundo que el sabe manejar a su antojo, el mismo tío que se meó por las patas abajo cuando descalificaron a su chirigota El movimiento del 36 por un fallo estructural en los relevos y que hubo un momento en los que cantando habían un componente más, pues me acordé como homenajeó a su manera a la comparsa del Puerto con su chirigota Antología Fúnebre del Puerto, título que venía porque por entonces la Comparsa del Puerto llevaba colgado el sambenito de agrupación trágica. Y bajo este nombre sacó a escena una pedazo de chirigota con unos temas geniales, pero que hoy voy a recordar un cuplé que llevaban a la sequia que padecimos a mediados de los noventa y que era sencillamente genial. Leerlo y escucharlo al final.




Hay que ver que “peazo” de sequía
la que tenemos en España
sobre “to” en Andalucía.

Es que está todo el mundo rezando
y sacando a “tos” los santos
para que llueva algún día,
que hasta las mojarras de la Caleta
van en tranvía

Aquí en Cádiz para que llueva
al Cristo de Luz y Aguas
le puse dos velas

Por lo que se ve el Cristo se ha “confundío”
que sigue sin caer agua
pero la luz sí que la “subío”

(Estribillo)

Redoble de caja y bombo con platillazo fuerte en el medio
dos contraaltos cinco segundas, los pasodobles catorce muertos.
Hay que mamar, hay que mamar con Los del Puerto, hay que mamar

Ahiii, ahiiii, que alegría cantarle a “Cai”




Salud y libertad
Publicar un comentario