Conoce mi blog

.- ¿No conoces este blog? Existen muchas cositas que te pueden interesar, para conocerlo y saber como se navega pincha "AQUI" y lee el artículo que lo explica

.-Para ir a la página inicial, pincha "AQUI"


........Y debajo de la última entrada, salvo que se hayan terminado, existen entradas mas antigüas

lunes, 23 de agosto de 2010

Faltas de respeto, insultos a los andaluces.


Cuando un padre escucha como a su hijo, alguien lo llama bizco, tonto, inculto, maleducado…… seguramente ese padre saltaría a la palestra y lo primero que haría es pedir respeto hacia su hijo y por supuesto callar su boca para que deje de rebuznar, pues quien insulta a un niño normalmente es un burro.

Los andaluces creo que tenemos que saber defendernos de todos esos burros que deambulan por las geografías mundiales. Que salga un burro insultando a Andalucía se está convirtiendo en algo común, recuerdo como el burro de Cela insultó a toda mi ciudad, y mi ciudad tuvo que tomar cartas en el asunto y defenderse de la blasfemia de ese burro, de lo que ya solo queda lo único que debió hacer bien, escribir.

Que sigan habiendo burros que se cachondeen de un grupo de gente, o de un grupo de la sociedad, se puede considera normal, ¿que se puede esperar de un burro?, ¡solo burradas!, aunque en este caso sea persona. Burro/persona que solo usa su boca para decir nada, y lo que dice es ofensivo. Cuando un tipo o tipa se disfraza de burro y me insulta, aunque me molesta pienso que lo mejor es no hacerle caso porque se trata de un animal político, cuya finalidad es engañar y lucrarse de su parasitaria vida acosta de los que no son burros como en este caso.

Quien es un burro como estos seguirán disimulando y moviendo el rabo para ambos lados para espantar a las moscas, y moverá sus orejones para lo mismo. Y los que de verdad estén jartos de tanto desprecio, de tanto insulto barato contra el pueblo andaluz deberían de defender su gentilicio ante su partido, debe de revelarse ante estúpidas políticas y formas de hacerlas para pedir un respeto. Pero resulta que en Andalucía nuestro presidente no es andaluz, y no es capaz de revolver todas las miserias de ese burro revestido de político. Y en Cádiz se une que la alcaldesa tampoco es andaluza y encima debe de ser amiga del que rebuznó y faltó el respeto a a mi pueblo,…………por lo que ya está todo dicho.

Dicen que hasta que no se cae el burro no se le dan los palos, aquí en Andalucía es al revés los burros apalean a los jinetes, a sus dueños, en definitiva a los que tienen el deber de servir, porque nos faltan cojones y cojonas para decir que tantos burros juntos, lo único que hacen es producir estiércol.

Salud y libertad
Publicar un comentario