Conoce mi blog

.- ¿No conoces este blog? Existen muchas cositas que te pueden interesar, para conocerlo y saber como se navega pincha "AQUI" y lee el artículo que lo explica

.-Para ir a la página inicial, pincha "AQUI"


........Y debajo de la última entrada, salvo que se hayan terminado, existen entradas mas antigüas

lunes, 9 de agosto de 2010

Los espectáculos taurinos en el siglo XXI


Reconozco que el mundo de los toros no es de mi agrado, no me gusta nada de nada, veo un acto impropio de una sociedad civilizada, un acto tan medieval que lo comparo a tener que soportar en la actualidad a un Rey como Jefe de Estado.

Yo creo que los espectáculos taurinos deberían de progresar en torno a la sociedad. Opino que esos espectáculos de gentes animando a matar un animal y pidiendo que una vez muerto le obsequien al toreador con una, dos orejas y hasta el rabo, es un espectáculo chabacano. Pero que mas chabacano es que empitonen a un toreador, llegando incluso a su muerte y sea motivo de exposición a cualquier hora, en cualquier revista, en cualquier televisión y a la vista de los que no nos gusta esos espectáculos dantescos.

Y aunque yo insisto que no me gusta esos espectáculos de matanzas a toros, puedo llegar a comprender que para algunos eso sea un espectáculo agradable de lucha, poder y de bravura. Y encima tras esto existe un importante bien económico, que es lo verdaderamente importante y no como lo quieren catalogar, bien cultural, y máxime cuando la cultura en esta nación ha importado muy poco.

Creo que debería de regularse más que prohibirse, en principio al ser un acto a donde pueden matar a una persona no verse en televisión pública alguna, solo en las privadas y con especificación de que pueden verse imágenes nada agradables a ojos de, sobre todo, menores de edad.

La entrada a estos espectáculos in situ limitarla a una edad propia. Prohibir a niños menores ser productos de empresarios para enriquecerse con el único y principal propósito de hacer de ese niño un toreador “famoso”. Y por supuesto al ser un espectáculo con un arma, cuya finalidad es matar, impedir que quien no tenga la mayoría de edad, pueda usar la espada para tal finalidad.

Y una vez regulada convenientemente, el que quiera ir a una plaza a ver como matan a un toro o poder presenciar como matan a una persona, que asista. Pero que no la muestren al resto de los ciudadanos que no quieren ver, y por mucho menos ser partícipe de algún modo de esos espectáculos de sangre y espada.

Salud y libertad.

4 comentarios:

IRISHDECAI dijo...

Con todos mis respetos compañero y sin animo de polemizar, el que disfruta torturando y viendo sufrir a un animal solo tiene un nombre.
Al hilo de lo que dices, si te multan por no ponerte el cinturon e incluso por intentar acabar con tu vida, a que cojones juega la ley con los toreros? vamos, digo yo.

Uno de la Caleta dijo...

Perdoneme Ud., Sr. Jardi. A mi me gustan los toros y todo lo que le rodea. No sé, será que soy andaluz y desde mu chico en mi casa había afición a los toros y se me impregnó, y que conste que esto no es una justificación. Es un tema bastante espinoso en el que opino, que los politicos estan entrando de forma demagogica. ¿Que hay que prohibir las corridas de toros por el bien de los españoles? Pues vale, de acuerdo, pero con motivos coherentes y to el mundo por igual. Porque ¿que pasa con los zoos? ¿Que pasa con el circo? ¿Que pasa con los patos del Parque? ¿Que pasa con lo de la Belen Esteban todas las tardes en prime time (pero claro, esto no afecta a los niños, ni hiere la sensibilidad de nadie)? En fin, el cainismo español, tan en boga en esta España bipartidista. Ojala hubiese una buena solución para todos. Un saludo y gracias.

pragonza dijo...

Amigo Paco, como habrás comprobado en mi blog, a mi si me gustan las corridas de toros, pero respeto al que no les guste. Por eso me parece totalmente correcta tu apuesta por la no prohibición y por dar libertad para el que quiera asistir a las corridas y que el que no quiera no lo haga. Las prohibiciones no traen nada bueno.

Manuel Caballero dijo...

Estoy de acuerdo contigo Paco en que "la fiesta nacional", no va ni con los tiempos ni con la racionalidad.
Es un negocio de donde comen muchas personas y muy arraigado en nuestra región; yo personalmente lo que no estoy de acuerdo es en la tortura del animal,que en definitiva es el "Kit" de la cuestión.
Para los extranjeros esta fiesta es una aberración y no la admiten ni comparten.
Para este conflicto se va a aplicar el "nunca llueve a gusto de todos".