Conoce mi blog

.- ¿No conoces este blog? Existen muchas cositas que te pueden interesar, para conocerlo y saber como se navega pincha "AQUI" y lee el artículo que lo explica

.-Para ir a la página inicial, pincha "AQUI"


........Y debajo de la última entrada, salvo que se hayan terminado, existen entradas mas antigüas

sábado, 18 de diciembre de 2010

¡¡¡Vais a ser titos!!!

Hará un par de meses una llamada de quien no comparte familiaridad con nosotros, pues es simple y llanamente y para mi regocijo la mujer del padrino de mi niño decía que estaba gestando un bebé. Y solo con eso, con que dijera vais a ser titos sin compartir mas afinidades que el cariño mutuo que entre todos nos profesamos y el agradecimiento que ella hace de que digamos y sin complejo desde los principios que ella es la tita Noelia para mis hijos o la consorte (por lo del padrinazgo) como cariñosamente la llamamos mi mujer y yo, todo esto termina o empieza en que yo iba a ser tito, mi Inma la tita y mis niños tener un primito nuevo.

Gustavito, así le decía yo a mi pakito que se iba a llamar el niño. Él por supuesto me miraba con cara rara y no sabía si cagarse en todas las castas de las Gustavas o si de verdad ese sería el nombre, pero cuando le hablaba de Gustavito del tirón ya lo relacionaba con su nuevo primo, primo aunque no compartieran los apellidos Oviedo y Gestoso.

Gustavito no nacerá pues así lo ha creído oportuno, pero es no es óbice de que Javi y Noelia sigan siendo esos pedazos de padres que serán cuando en su vida se le presente el momento de ser padres. Gustavito nos ha dejado un mal sabor de boca y unas cuantas lagrimitas en la mejilla derramadas, pues ya estábamos haciendo castillos en el aire a su costa. Gustavito como tal se ha esfumado, pero el cariño que yo le profeso a mi compadre Javi y a la consorte Noelia sigue aun mas latente y fuerte si cabe aun mas.

Si un día el Dios de la reencarnación me preguntara con que nombre y con qué padres me gustaría que me reencarnara, no me lo pensaría, yo diría,..... Gustavito.

Salud y libertad








Publicar un comentario