Conoce mi blog

.- ¿No conoces este blog? Existen muchas cositas que te pueden interesar, para conocerlo y saber como se navega pincha "AQUI" y lee el artículo que lo explica

.-Para ir a la página inicial, pincha "AQUI"


........Y debajo de la última entrada, salvo que se hayan terminado, existen entradas mas antigüas

domingo, 2 de enero de 2011

La ley anti tabaco

Yo estoy lo suficientemente convencido que esta normativa o ley es producida por la poca sensibilidad de los fumadores y el poco sentido común de muchos de estos. No quiero mostrarme contrario al hecho de fumar pues considero que cada cual es libre de hacer lo que le plazca, fumar, beber así como a no fumar o no beber.

Yo he sido fumador muchos años, hasta que un día me dije -"este es el último cigarro que me fumo", y así lo hice. Dejé el paquete de tabaco en un cajón, hasta que lo tiré ya picado. Pero si lo que he intentado sobre todo en mi época como fumador adulto es ser consecuente con los de mi alrededor y sobre todo no perjudicar con mi hábito a nadie, por lo menos eso yo creía o quería hacer.

Pero esta ley simplemente ahora antepone los derechos de los no fumadores a los de los fumadores, pero sobre todo me reitero por la poca vista o sensibilidad de muchos fumadores con el resto, sencillamente es así.

Cuando fui de luna de miel a Italia, allá por el 98, no se permitía fumar en ningún local. El cartelito de “vietato fumare” estaba en todos los locales de restauración, que trece años después lo pongan en España, me parece que vamos un poco tarde sobre todo porque no hemos aprendido a ser fumador responsable como en estos casos que voy a contar.

En Cádiz en un lugar a donde yo desayuno recuerdo cómo mientras me juntaba el “foigrá” en el pan, un señor a mi lado en la barra ni corto ni perezoso se encendió un puro y comenzó a llenar de humos todo el bar, sin importarle que a mi compañero un señor ya mayor, le pueda dar un ataque de asma o a cualquier otro cliente. Cuando nos levantamos refunfuñando por la insolidaria actuación solo dijo que él tenía el mismo derecho de fumar o no fumar. Todo un alarde de educación incívica, pero peor es esto otro.

Aquí en San Fernando yo suelo ir de vez en cuando a un bar mientras que mi hijo está en el futbol a tomarme una cerveza o una copa, bueno. Pues estaba en la barra y a mi lado un señor con un aparato de respiración asistida que parecía un maletín, conectado mediante unos conductos a sus fosas nasales. Pues allí otro señor que lo vio igual que lo vi yo, del tirón se encendió su cigarro importándole una mierda que eso le perjudicaba al señor, cuando el camarero le dijo que fumara al otro lado de la barra,  dijo literalmente que si estaba malo que se quedara en su casa, que mientras se pudiera fumar en el bar él lo haría. El señor del aparato, sin mostrar malestar al camarero, le comentó, -no te preocupes yo me voy, que se fume su cigarro a su salud.

Y todo esto sin contar en la puerta de los colegios, como no piensan que el cigarro entre los dedos y a la altura de la cara de los niños los puede quemar, no solo a los otros niños sino a los propios.

Total que ante estas cuestiones considero que se paga justo por pecador, y si con esto podemos tomarnos una cervecita tranquilo sin soportar insolidarias actuaciones de los insolidarios fumadores como he dicho antes, bastante ha tardado este país en anteponer a la sociedad en general al capricho de unos pocos.

Salud y libertad
Publicar un comentario