Conoce mi blog

.- ¿No conoces este blog? Existen muchas cositas que te pueden interesar, para conocerlo y saber como se navega pincha "AQUI" y lee el artículo que lo explica

.-Para ir a la página inicial, pincha "AQUI"


........Y debajo de la última entrada, salvo que se hayan terminado, existen entradas mas antigüas

domingo, 25 de marzo de 2012

Los trabajadores con alpargatas, como Dios manda


No quieren trabajadores con sueldos dignos,…….. nos creemos los trabajadores que podemos ser los que de verdad somos, los motores del país, la fuerza del trabajo, el movimiento del dinero, ¡pero que va!. El dinero quieto o parado, el dinero inexistente en forma de tarjeta de crédito vale mas que un “simple” currela, o simple currelante que  el dinero que ganen trabajando cualquiera de nosotros, aunque nuestra mísera peseta enriquezca mas a la comunidad, pues esa peseta nunca la dejamos de circular.

España no quiere que se mueva el dinero, no quiere que el trabajador pueda o se convierta en pieza indispensable del motor del país. El motor del país son los cuatro jeques que nos ahorcan y no quieren que nada les acechen en sus furtivas cazas.

A los dueños de España no les interesa que los trabajadores tenga capacidad económica para entre otras cosas cohibirles con la información de lo que les va costa salarialmente un día de huelga, y contra menos ganen……. Más nos lo pensamos los trabajadores y más fácil es la negativa de secundarla, o sea, menos salario=menos huelguistas.

los trabajadores debemos de ser pioneros en bajarse del tren que nos guían los mayores partidos empresariales españoles o europeos. Y empezar a mandar a tomar viento a tanto Botín, tanta Merkel, tanto Rubalcaba o tanto Rajoy  y luchar para crear nuestra propia capacidad económica dentro de nuestro marco social.  Y eso queda lo suficientemente demostrado que solo se consigue en la lucha de la clase obrera organizándonos ante lo que aun no nos han eliminado, mediante huelgas concentraciones y cualquier arma que luche ante los poderes fácticos de este pais.

Salud y libertad