Conoce mi blog

.- ¿No conoces este blog? Existen muchas cositas que te pueden interesar, para conocerlo y saber como se navega pincha "AQUI" y lee el artículo que lo explica

.-Para ir a la página inicial, pincha "AQUI"


........Y debajo de la última entrada, salvo que se hayan terminado, existen entradas mas antigüas

jueves, 14 de junio de 2012

La hinchada de la roja

De nuevo se pintarán la cara bicolormente para con ello animar patrióticamente a la que consideran como su selección nacional. Volverán a rugir en Polonia, y mostrarán al mundo que los españoles, lejos de otros grandes problemas económicos y sociales, luchan por defender, ponen empeño en animar y enarbolan como ellos solo saben su bandera, esa que para muchos es una bandera que crea discordia cuando se trata de política, pero que ahora solo es la que une al futbol español.

Las calles de las ciudades españolas de nuevo se verán un poco avocadas a la soledad momentánea, los bares serán de nuevo aula de maestros ilustres en la que cada cual con su previa y estudiada táctica de cómo se debe de afrontar este partido, le indicará desde la silla de la barra a Del Bosque cual es el cambio que debe de realizar como si éste se enterara, y de nuevo habrá quien se lamente de la lesión de Villa o de la no convocatoria de Soldado, si los goles no llegaran.

Y entonces será cuando tras el pitido final, esos ríos de infatigables hinchas, tanto desde el propio estadio de futbol como de las escuelas de los bares, se marchen, se marchen para quitarse de la cara esa capa de pintura ya sudada, esos colores que por lo menos deportivamente es su orgullo.

Y son por todas esas gentes por las que yo me alegro de que España deportivamente sea un triunfo, porque por lo menos yo que no soy muy patriota que digamos, me gustaría enarbolar la bandera de España y gritar; ¡¡¡¡Esta nos da derechos y libertad, esta nos ampara de la corrupción, esta no encubre a ladrones, esta es justicia, esta bandera es la de todos………..!!!!menos mal que por lo menos tenemos el deporte.

Salud y libertad
Publicar un comentario