Conoce mi blog

.- ¿No conoces este blog? Existen muchas cositas que te pueden interesar, para conocerlo y saber como se navega pincha "AQUI" y lee el artículo que lo explica

.-Para ir a la página inicial, pincha "AQUI"


........Y debajo de la última entrada, salvo que se hayan terminado, existen entradas mas antigüas

jueves, 13 de diciembre de 2012

Hace cuatro meses, mis niños del alma



Hace cuatro meses es el tiempo que ha transcurrido hasta la fecha, del cual tuve que ser hospitalizado. Por aquel entonces yo vivía al lado de mis hijos y con ello podía estar junto a ellos los fines de semanas alternos independientemente de los martes y jueves a parte de verlos y estar con ellos en cualquier momento.
Al salir del hospital, me aconsejaron que me trasladara al domicilio paterno pues mi estado era por entonces un estado anormal de salud. Independientemente tenía previsto volver a esa casa alquilada para poder seguir lo más cercano a  ellos, que es o mejor dicho son mi vida. Pero la injusticia y las elevadas pretensiones económicas de la madre de mis hijos, me impidieron y aun me impiden poder vivir y ofrecerles un lugar  donde los tres podamos convivir, cosa que no puedo ofrecerles.
Pero ahora y como cosa extraordinaria durante las fiestas vamos a estar juntos en casa de mi abuela, pues ésta será la que esté en la casa de mis padres y aprovecharemos para poder estar más tiempo juntos algunos fines de semana.
Y es por eso por lo que me he acordado de un magnifico pasodoble que escribió Antonio Martín para la comparsa A fuego vivo, que se denominaba “Tu cuento de amor” al que yo voy a transcribir aunque lo voy a pluralizar, pues este iba dirigida a la hija del genial autor gaditano. 

Hace cuatro meses
mis niños del alma
Que no me oís ningún cuento
con el corazón atento
poco antes de dormir
Hace cuatro meses
que apenas me habláis
cuando vuelvo del ensayo
y esperando estáis cansado
y otra noche más sin ustedes
Y el cuento que queréis
hoy te lo entretiene
esta lucha mía por el carnaval 
Hace cuatro meses
que vivo sin veros 
Y es por eso que esta noche
mientras duermen mis luceros
compondré este pasodoble
“pa” los niños que más quiero
como el cuento que tanto os debo. 
Y olvidaré al comparsista
por esas sonrisas
tan cascabeleras 
Y aunque me llevé al fracaso
cambio los aplausos
porque ustedes me quieran 
“pa” cuando llegue ese día
entrañitas mías
estéis juntos los dos 
Vivamos los carnavales
por cualquier rincón de Cádiz
vayáis oyendo chiquillos
esta coplilla, vuestro cuento de amor.
 
 


Salud y libertad