Conoce mi blog

.- ¿No conoces este blog? Existen muchas cositas que te pueden interesar, para conocerlo y saber como se navega pincha "AQUI" y lee el artículo que lo explica

.-Para ir a la página inicial, pincha "AQUI"


........Y debajo de la última entrada, salvo que se hayan terminado, existen entradas mas antigüas

lunes, 26 de noviembre de 2012

Ludivina, la divina enfermera

Cuando se habla de la divina enfermera es para nombrar una imagen de una virgen gloriosa sevillana, imagen cuya advocación es la de Ntra. Sra. De la Esperanza. Este sobrenombre es porque Ésta estuvo en tiempos siendo titular de un hospital en la ciudad hispalense.
Y Ludivina es mi hermana de mi alma, la única mujer de todos los hermanos y es la que me precede en edad. Ella es la divina enfermera de mi familia, ella es la que diariamente se traslada a la casa de mi abuela y se encarga de inyectarle sus inyecciones en la barriga debido a los problemas que con la edad posee la mayor de la familia. Ludi o Marilú es la que sabe y conoce toda la medicación que debe de administrarse a mi padre por sus achaques y por sus males. Ella es la que está al corriente junto a mi madre de las citas y de los numerosos informes médicos del “cabeza de familia”. Padre que por causas naturales y normales padece de algunos achaques que lo han llevado a visitar el Puerta del mar en varias ocasiones.
Será la madrina de mi nueva sobrinita que llegará en febrero como el carnaval y es la camarera del bar El Carrusel, de Cádiz
Fue la que todas las tardes durante un mes estuvo a mi lado cuando estuve ingresado, era la que me llevaba mi menta poleo que me compraba en la cafetería del hospital.
Es nuestra divina enfermera y es todo un pilar de la que todos estamos orgullosos, ella está por encima de todo y está a la altura de lo mejor…….María Ludivina Rodríguez Pérez, es para mi orgullo ¡¡¡¡¡mi hermana!!!!!.
Salud y libertad

jueves, 22 de noviembre de 2012

Morder la mano que te da de comer



Hará treinta años o poco menos, mi cuñada Ángeles llegó a mi casa con un pequeño cachorrito, era un perrillo negro con una manchita blanca en el pecho, era tan pequeño que cabía en la palma de la mano. El perrito se trataba de un Retriever de labrador al que llamamos Yordi como si de un catalán se tratara.
 
El perrito era la jartá de bonito, pero tenía un problema bastante grande que se agravó con su crecimiento, era muy agresivo, mordió a toda la familia, nadie se libró de sus mordeduras y se hizo muy violenta la convivencia con el perro.
Esta situación conllevó a que se pensara en deshacernos del perro. Se encontró una gente que tenían un campo en El Colorado que se hizo cargo de Yordi, vinieron a recogerlo en un coche furgoneta, creo recordar que era un Renault 4 y se lo llevaron. Pero ahí no queda la cosa puesto que un día mi primo Raúl y yo decidimos coger nuestras bicis e ir a ver si lo veíamos, más que nada porque, aunque fuera un perro agresivo lo echábamos de menos.
Era un sábado y nos fuimos tempranos, llegamos hasta El Colorado y empezamos a buscar por la zona algo que nos diera información sobre ese campo y sobre esa gente que “adoptaban” perros, y no vimos nada hasta que entramos en la Venta del mismo nombre, y allí preguntamos. La casualidad fue que alguien nos dijo que se había visto por allí un perro de esas características que se montaba en los coches, el animal pensaría que si llegó hasta allí en uno otro lo llevaría hasta nuestra casa, y que el perro se lo había llevado un señor que tenía un campo al que nos dijeron como llegar y llegamos.
Y allí estaba Yordi, la alegría que le entró al vernos el animal fue enorme, hablamos con el paisano y le contamos la situación, y nos dijo que si queríamos llevarnos al perro, que él no pondría inconvenientes.
Nos fuimos y nos volvimos a Cádiz hartito de pedalear, hasta que llegué a mi casa, le dije a mi padre que lo había visto y le conté todo lo ocurrido hasta que dijo que íbamos a ir a recogerlo, y así hicimos.
Fuimos lo recogimos, paramos en todas las ventas habidas en la carretera y llegamos a nuestra casa con el convencimiento de que Yordi había aprendido la lección, pero no fui así, siguió siendo un perro agresivo y acabó por tener que entregarlo otra vez, pero esta vez para no recogerlo más.
Esto es lo que ocurrió por su agresividad, en las personas pasa lo mismo, quien es agresivo, ya sea de acción o de conversación, termina por separarse de esa gente que los ha querido. Y esa gente que aunque no te dé de comer de su mano, si te dan un aprecio que se debe de valorar, pues no siempre terminan por dar otra oportunidad, como mi familia dio en este caso y entre otras cuestiones a un animal.
Salud y libertad.

martes, 13 de noviembre de 2012

75 Euros

75 Euros es la cantidad que has conseguido por separar a tus hijos de su padre. Es una mierda económica que ha servido para que a la figura paterna no sirva para poder vivir cerca de sus hijos. 75 Euros es parte de tu felicidad y la infelicidad de dos niños.
75 euros es la cantidad que has conseguido y que ha repercutido en que tus octogenarios padres se tengan que hacer cargo de dos niños. Es una mierda económica que ha servido para que estos señores no puedan descansar de su cansada vida, pues has preferido 75 mierdas de euros y que dos niños se tengan que separar de sus amigos y de su padre que, cuando vivía junto a ellos no puso nunca problemas para evitar su diáspora para tus salidas de ocio o tus días laborales. 
75 Euros es la cantidad que te llevas para tu disfrute, 75 euros que deja de disfrutar tus hijos pero que a tí te da igual. 75 euros para un negro corazón, que entristece dos pequeños y blancos corazones. 75 euros, que los disfrutes señora y que los digieras bien, pues esos 75 euros a tus hijos y a tus padres se los has atragantados. 
Salud y libertad.

domingo, 4 de noviembre de 2012

La Canción del Marinero

Corría el año 1979, con motivo del año internacional del niño se celebra un festival de la canción infantil en Latinoamérica. A España lo representaba unos niños de Cádiz, que previamente habían logrado vencer la fase nacional, pasando con ello a la fase internacional.
 
Los niños Antonio Flor, Juan Luis Guerrero y José Monzón los tres pertenecientes a la Escolanía María Auxiliadora de Cádiz, fueron los que tuvieron el honor y gloria de llevar a Cádiz a lo más alto con su magnífica interpretación del tema, tema que había sido compuesto musicalmente por Antonio Escobar y la letra corrió a cargo de José Luis Galiana.
 
La canción del marinero enorgulleció enormemente a los gaditanos y al año siguiente fue interpretado por muchas agrupaciones de carnaval, rindiéndoles con ello un homenaje por tal hazaña. La canción decía:
 
No al din din din din din de tu dinero
 
Ni en el tan tan tan tan tan de los motores
 
Ni en el humo ni en la espuma de los vientos
 
Hallarás marinerito tus amores…
 
Ese niño que con alma pura y simple
 
Multiplica por siete la esperanza
 
Es la paz, es la paz
 
Que bendice a cada hombre desde el rayo de su luz
 
Desde el rayo de su luz de su mañana
 
No al din din din din din de tu dinero
 
Ni en el tan tan tan tan tan de los motores
 
Ni en el humo ni en la espuma de los vientos
 
Hallarás marinerito tus amores…
 
Cuando un niño te sonría abiertamente
 
Una flor se renueva a la esperanza
 
Es la paz, es la paz
 
Que te mira con amor en el surco de ilusión
 
En el surco de ilusión de cada alma.
 
No al din din din din din de tu dinero
 
Ni en el tan tan tan tan tan de los motores
 
Ni en el humo ni en la espuma de los vientos
 
Hallarás marinerito tus amores…
 
Salud y libertad.