Conoce mi blog

.- ¿No conoces este blog? Existen muchas cositas que te pueden interesar, para conocerlo y saber como se navega pincha "AQUI" y lee el artículo que lo explica

.-Para ir a la página inicial, pincha "AQUI"


........Y debajo de la última entrada, salvo que se hayan terminado, existen entradas mas antigüas

sábado, 16 de mayo de 2009

Primera Comunión de mi Hija Laura

Monición de los padres
.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-


Señor Padre nuestro.

Hoy que en tu nombre nos hemos
reunido ante la sagrada mesa del altar,
para que nuestros hijos e hijas
tomen por primera vez
el sagrado sacramento de la comunión.

Yo, en nombre de todos los padres,
madres y demás familiares
de estos, tus hijos.
Te pido que nos siga indicando el rumbo,
tal como lo estás haciendo.
Para que estos niños crezcan
en el amor, solidaridad, en la fraternidad, entre otras virtudes
y todo ello dentro de nuestra doctrina de Fe.

Que tu Cruz símbolo de amor,
sea la vela de nuestro velero,
para que entre tu enseñanza por los siglos de los siglos
y nuestra aplicación cristiana,
nos guíe para conseguir
que estos niños sean lo que todos ansiamos.
Personas de bien y de paz.

Amén

7 comentarios:

Mike dijo...

Que sea un día feliz para ella y toda la familia.

Y que Dios la bendiga.

Saludos!!

porlafamiliaporlavida dijo...

Hola Paco.

¿Que tal ha ido todo? Esta mañana le mandé recuerdo a tu hija Laura con una amiga suya, María, que casualmente se arreglaba en la misma peluquería que nosotras, y cosas de la vida, al decirme la hora y el Buen Pastor, le pregunté que si la conocía y me dijo que eran muy amigas. Un beso muy fuerte para tí y para Laura.

Anaroski.

Marisa dijo...

Guapísima. Preciosa y esa carita angelical que deja traslucir toda la ilusión.
Felicidades Laura y felicidades para tus orgullosos papas y hermanito.

Precisamente Hoy (17 de Mayo) ha sido el aniversario de la Primera Comunión de mi hija Laura y además en la misma caremonia bautizamos a nuestra hija pequeña: Irene. Fue un día inolvidable, igual que estoy segura, lo habrá sido el vuestro.

Un abrazo enorme.

Marisa

Jhonny Temüjin Starbuck dijo...

¡Qué bonita entre las rosas
respirando primavera!
Ver tus pupilas preciosas
es el afán que tu padre espera.

Y al ser sutil como el mar
tu gracia de perla al viento,
por aprender a esperar,
te voy a contar un cuento.

Era una azul madrugada
de frescura angelical.
En su camita dorada
una niñita encantada
soñaba con ser coral.

El aire dormía en la fuente
del jardín; entre las flores,
y en su tímida vertiente
sol y luna, dulcemente,
destellaban sus colores.

Tenía como sonrisa
una lunita de fuego,
y disfrazando su risa
lucía por grácil divisa
un papá que nació ciego.

Por la mañana despierta,
al toque azul de alborada
se acercó el papá a la puerta,
y con su sonrisa abierta
dijo la niña asombrada:

¡Hay un hada en mi ventana!;
una hadita primorosa
que mira la azul mañana
con su carita curiosa.

Tiene una cinta en el pelo,
y en sus manos una estrella,
y lleva, prendido al velo,
un rayo de luna bella......

Parece que tiene frío,
y en sus ojitos dilata
reflejos de agua del río
y farolitos de plata.

Papá, ¡quiero conocerla!,
¡sólo quiero hablar con ella!
¡Si consigo convencerla
tal vez me deje su estrella!
Dime papá, dime, ¿qué hago?
¡La percibo tan bonita!
¿Si yo le digo un halago.....
me dejará su varita?


¿Para qué la quieres, cielo?
¡Para que alumbre tus ojos!,
y el rayito de su velo
para ocultar tus enojos.

En la fresca primavera
entre emociones de grana,
por dar refugio a la espera
de luna y de azul quimera
la niña abrió la ventana.

El sol andaba el camino
del arroyo; entre laureles,
y un mirlo, con dulce trino,
de oro vestía su destino
sobre rosas y claveles

Dulce, el hada primorosa,
frente a la verde campiña,
mostró su cara orgullosa,
y en vuelo de mariposa
preguntó a la bella niña:

¿Qué tienes niña adorada
que te siento temblorosa?
¿y por qué la madrugada,
refleja esta luz hermosa?

Si alegre afirmas el canto
del aire que en tu alma veo,
por ser tan puro tu llanto
te concederé un deseo.
Si, si, mi hadita, yo mido
con tu varita mi anhelo,
y eternamente te pido
que mi papá vea el cielo.

Que sus ojitos dormidos
perciban por fin el mar,
y que sueñen en olvidos
temores e inmensidad.

De aquella fuente, las flores
mostraron su rojo carmín,
y en alas de ruiseñores
vio el papá los mil colores
de un bello arroyo sin fin.

Este es un poema de un señor llamado José Luis Muñoz que escribio a su hija el día de su primera comunión.
Yo, se lo dedico a tu hija y a tí por ese día tan feliz para todos.

Pernu dijo...

Vaya niña linda y padre orgulloso con razon. EWspero que haya sido un dia bonito para toda tu familia pero en especial para esa preciosidad.

Paco ya te he puesto Vendimiadores andaluces.

Un abrazo,
Pernu.

Paco Rodríguez dijo...

Gracias a todos, problemas por desconocimientos de conectar un ruter, mehan dejado sin internet unos dias.

Rocio dijo...

Que seais todos muy felices,especialmente tu hija.Iba guapísima.