Conoce mi blog

.- ¿No conoces este blog? Existen muchas cositas que te pueden interesar, para conocerlo y saber como se navega pincha "AQUI" y lee el artículo que lo explica

.-Para ir a la página inicial, pincha "AQUI"


........Y debajo de la última entrada, salvo que se hayan terminado, existen entradas mas antigüas

lunes, 4 de mayo de 2009

Respuesta de un señor de El Puerto de Santa María a otro de Jerez de la Frontera.

He recibido este mail, donde un señor de Jerez manda una explicación a la prensa, motivado por una encuesta, supongo sobre los sentimientos de los jerezanos. A esta le responden desde el Puerto.

La intención de publicar esto va mas allá de la mofa, si no que es algo de dominio publico así lo ha querido el precursor de este escrito y solo hago de vocero de ambos escritos copiando y pegando lo que me han remitido.

Primero escribe el señor Antonio Ramos y posteriormente le responde Álvaro Ruiz


Antonio Ramos desde Jerez (03-03-2006)

Escribo esta carta porque no estoy de acuerdo con el comentario de las respuestas de la encuesta. ¿Por qué Jerez no es Cádiz? A eso os voy a responder. No se si publicareis este mensaje, porque no os abrís a escuchar al ciudadano de Jerez, que desde hace muchos años está recibiendo puñalada tras puñalada de los políticos que hay en la Diputación.

Jerez no es Cádiz, porque Jerez nunca lo fue. No puede ser Cádiz una ciudad construida por pilares provenientes de canteras jerezanas. Una ciudad forjada por el cante flamenco y por el baile de sus caballos jerezanos. La alegría de la bujería, y la clase de su feria. Una ciudad que saborea fiestas singulares e inigualables que nos distinguen. El Caballo, el vino y la elegancia no es patrimonio gaditano. Las viñas de la campiña, las tertulias en los tabancos, las tardes de "olés" de los pases del Paula, el rumor de las bulerías por los callejones de Santiago, o cualquier paseo de tarde por la calle Larga...Nosotros los jerezanos no necesitamos que rían nuestras gracias. No somos graciosos, sin serlo. No esperamos el aplauso fácil ni el abrazo servil. No creemos en el resultado sin la lucha, no presumimos de grandes hazañas porque no hay más hazaña que la de ser modestos. No somos dados al halago fácil más aceptamos las críticas de toda condición. Orgullosos por lo que somos y no solo por lo que fuimos. Ser jerezano, esa es la razón.No decimos que tienen que hacer los demás. Ni esperamos que los demás hagan lo que decimos. No alardeamos, ¡no!, sin motivos, y nuestra mirada va más allá de nuestro ombligo. Luchamos sin condición por lo nuestro, y es lo nuestro lo que otros pretenden. No se si se me entiende, pero Jerez. No se vende.Somos tanto generosos que dejamos la envidia para los envidiosos, la soberbia para los poderosos y los halagos para los rencorosos. No tenemos instituciones impostoras, ni imponemos identidades y, tampoco, faltamos a las verdades. De sufrimiento nuestro corazón tenemos, de injusticias y parcialidad padecemos, de diputaciones y capitalidades carecemos y, sin embargo, os cuesta entender que... No os queremos.Si mil vidas hubiese vivido, hijo de Jerez hubiese yo nacido, porque no hay más dignidad para un jerezano... que nacer donde no se siente uno gaditano...y es que cansados estamos de imposiciones y parcialidades y lucharemos contra injusticias, humanidades y, sobretodo,... contra medias verdades. No es lo mismo las alegrías, que la gracia de las bulerías, ni el barrio de la viña gaditano con el duende flamenco de Santiago.No es lo mismo el carnaval de febrero que el mayo de feria en el albero, las erizadas y ostionadas, que los pestiños navideños y las zambombadas.No confundas el vestir de un playero, con la elegante figura de un caballero, o las barbacoas en la Victoria, con los pimientos fritos en el González Hontoria, y es que un jerezano no puede admitir que haya más arte y mayor sentimiento...que cuando sale a hombros... Jesús de prendimiento.No hablemos que son gaditanos el Gallo Azul, San Miguel o el cine Jerezano, no he visto mayor aberración que afirmar Cadista el Enganche del Mamelón, ni tampoco peor comparación que una chirigota y un coro flamenco ... en plena actuación.Por eso no quiero terminar... sin decir una frase más.Que nunca podré encontrarme más colmado... que de sentirme jerezano y si para mí es lo que el jerezano siente...¿por qué vienes tú gaditano a decirme que no es suficiente?Se que no lo publicaréis, pero que sepáis que esto va a cambiar, no sabemos cuándo, si ahora, mañana, o dentro de muchos años. Gracias por haber leído.

--------------------XEREZ CLUB DEPORTIVO = UN CLUB PARA SOÑAR, DIVERTIRSE( PACIENCIA)JEREZ DE LA FRONTERA= UNA CIUDAD QUE VA A DAR MUCHO QUE HABLAR.CAPITAL DEL VINO , CAPITAL DEL FLAMENCO , CAPITAL DE LOS CABALLOS SIMPLEMENTE MI CAPITAL .PIRATAGRACIAS POR TODO. Contestación a Antonio Ramos
............
Álvaro Ruiz desde El Puerto (06-03-2006)
Mire usted Don Antonio Romero, le han publicado su carta porque está usted en la tierra de la libertad, no sé porqué lo dudaba, quizás porque está acostumbrado a vivir en un cortijo donde el señorito Pacheco ha sido dueño y señor, y nunca nadie ha podido expresarse con libertad.Me parece muy bien que usted no se sienta gaditano, porque no ha nacido en Cádiz sino en Jerez de la Frontera, lo que ocurre es que en el año 1833, Javier de Burgos dividió España en provincias, y mire usted, que mala suerte que Jerez no entró en el lote, pero tranquilo, "buen hombre" que esto no es más que una organización administrativa del territorio.No se preocupe, ni se ponga nervioso, porque esta organización delterritorio es residual, anacrónica y caduca -cosas de los tiempos- ya la nueva configuración dentro del marco de las autonomías será mucho más racional y operativo, es decir, el de las grandes comarcas o áreas metropolitanas, con los principales órganos de gobiernos radicado en una gran ciudad capital, que sin duda será la Bahía de Cádiz, que tendrá delegaciones importantes en cada una de las comarcas, con lo que el funcionamiento será más eficaz. Ese será el nuevo orden provincial.Don Antonio, espero que esto le sirva para curar esa mente enferma que usted posee. El odio no es bueno porque provoca mala calidad de vida mental, el odio que usted demuestra genera violencia y enfrenta a las personas. Desgraciadamente para Jerez, es usted un mal ejemplo de ciudadano. Se ve que ha tenido un buen maestro en el arte del despotismo, el desprecio y el insulto hacia los demás ciudadanos de nuestra provincia (me refiero al señorito Pacheco), de ahí que más de un millón de habitantes se sientan cada vez más gaditano.

Personas como usted, las que comparan cultura, religión y modo de vida son las que provocan las guerras y enfrentan a los pueblos.Los ciudadanos de Cádiz no tienen la culpa de nada de esto, no les han impuesto nada a nadie. Usted puede sentirse todo lo jerezano que quiera, pero deje que los demás se sientan todo lo gaditano que quieran. Jerez, no pertenece a la Bahía de Cádiz, porque geográficamente es un pueblo de interior, y nadie se rasga las vestiduras. Si tan independiente queréis ser, que hace Jerez en lamancomunidad de los pueblos de la Bahía de Cádiz -nadie le ha obligado y sin embargo está-. Al igual que usted no se siente gaditano, no hay ni una pedanía que se senta jerezana, ni que quiera pertenecer a Jerez, ¿por qué no se le da la segregación? Yo le respondo Don Antonio, pues por razones políticas, ya que, ni el circuito ni el aeropuerto pertenecen al término de Jerez sino al de Guadalcacín, el 80% de los viñedos pertenecen a las pedanías al igual que las yeguadas, ¿de qué presume usted? ¿de comerse unos pimientos fritos en un parque? Ese es su señorío, esa es su finura.Mire, prefiero infinitamente la humildad de mi gente, el olor a roca y a sapina de mi Caleta en bajamar, el olor a pescaíto frito acompañado de una cervecita bien fría, las cangrejeras de goma de mis mariscadores, la piel curtida de los que salen a la mar y las manos áspera del que trabaja la tierra; que a un chulo engominado, casposo y muerto de hambre.
También prefiero el ingenio del carnaval al ensordecedor ruido de una caseta de feria, y prefiero unos erizos, unos ostiones y unas tortillitas de camarones con un vinito de Chiclana o una manzanilla de Sanlucar. Me vuelvo loco con mi barrio de la viña, chirigotero, donde más arte hay; siendo sus letras la admiración de toda España y la envidia de los "cervantinos".
Y mi barrio de Santa María, flamenco por excelencia: prefiero el compás del Chano Lobato, la dulzura de la voz de Niña Pastori y el cante rajado y profundo de Rancapino, también el cante en el recuerdo de Camarón, Beni o la Perla de Cai.
Prefiero los goles de Mágico González a la crueldad de una corrida de toros. No hay cosa más cateta que un enchaquetado de corbata y gomina paseando por nuestras playas. Y por supuesto, prefiero las caballas a los caballos
AHÍ LO LLEVA POLLAAAAA JAJAJa.


Salud y libertad
Publicar un comentario