Conoce mi blog

.- ¿No conoces este blog? Existen muchas cositas que te pueden interesar, para conocerlo y saber como se navega pincha "AQUI" y lee el artículo que lo explica

.-Para ir a la página inicial, pincha "AQUI"


........Y debajo de la última entrada, salvo que se hayan terminado, existen entradas mas antigüas

jueves, 11 de noviembre de 2010

Señalado por lo que es.

En esta vida, podemos cometer muchos errores, muchos. La equivocación es una da las cualidades del ser humano, podemos estar y vivir equivocados, hasta que por nosotros mismo nos demos cuenta de que así es. Y cuando es cierto que nos hemos dado cuenta que nos hemos equivocado, es otra cualidad de la persona el recular, o seguir creyendo que esa forma de vida es nuestra propia condición de vida.

En esta vida podemos haber sido lo peor, podemos haber estado dando palos de ciego a diestro y siniestro sin la mayor intención de creer que estábamos errando. Yo puedo llegar a creer que quien lleva una pistola escondida lo hace por creer que es su derecho, mas o menos eso de la quinta enmienda, pero cuando use esa pistola y hiera o mate a una persona no puede buscar mas culpables que su propio punto de mira.

La vida está llena de errores, algunos son reparables, sobre todo los que son por formas de pensar o de actuar, pero los errores relacionados a una tortuosa forma de vivir, el haber sido una persona que durante una época ha sido un delincuente, aun sin haber sido juzgado, o un hijo de puta, aun que la madre haya sido la mas honrada, cuando alguien señalándote diga fulanito es tal, podrá ser considerado un deslenguado, pero el único culpable de que se revele tu mala condición como persona, como marido, como padre, como compañero de trabajo y sepa todo Cádiz que eres y has sido una muy que mala persona, solo lo eres tú.

Como he hablado hoy con mi amigo Manuel a todo cerdo le llega su San Martín, y cuando llegue va a saber todo Cádiz por este blog, que mas vales usar diariamente y dignamente una escoba, a vivir toda una vida a base de escobazos.

Salud y libertad
Publicar un comentario