Conoce mi blog

.- ¿No conoces este blog? Existen muchas cositas que te pueden interesar, para conocerlo y saber como se navega pincha "AQUI" y lee el artículo que lo explica

.-Para ir a la página inicial, pincha "AQUI"


........Y debajo de la última entrada, salvo que se hayan terminado, existen entradas mas antigüas

martes, 1 de diciembre de 2009

La taberna de Vicente y la del Moe, ambas de Sevilla.

La primera en el mismo arco del Postigo y la otra en Triana. Muchas cosas en común y muy pero que muy diferentes, pero a su vez las dos de mucha categoría cada una en su estilo.

A la del Moe se le conoce mas por lo que dice, por lo que cuenta, que por su cocina. Nada mas entrar en el bar cinco banquetas ante el mostrador, el camarero esperando a que decidas la consumición, una guitarra esperando ser tocada por algún guitarrista que la defienda, y muchas fotos de imágenes de la Semana Santa sevillana, precedida con un eslogan que dice, y por cierto muy bien dicho, que “Triana es mucha Triana”

Siempre te toca el Moe un palo diferente, o bien te canta una saeta, te habla de su barrio, de sus Cofradías, de las Cofradías, de cine, de la Giralda, de la Feria….. Y hasta de Carnaval. El Moe es un carnavalero de condición, que igual te escribe un romancero que te escribe una chirigota, él se arranca por todo, igual al ritmo de sevillanas que, y este año mas que nunca por "los del tres por cuatro"

Y no podemos olvidar su grupito rociero, allí cuando en su bar se encuentran "los amigos del vaso" se cierran las barajas de la taberna, se recogen las calles, que a bailar y cantar rumbas y sevillanas no los van a jartar. La taberna del Moe encierra entre sus cuadros un arte y un poderío tan grande como las “zancás” de San Gonzalo.

Y al lado de la Giralda, en el postigo camino hacia esta, te encuentras saliendo a la izquierda una taberna sevillana como la Macarena o el Gran Poder, con ese pellizco miarmero que te haces sentir en una verdadera taberna sevillana y andaluza, o andaluza y sevillana, lo mismo es.

Un expositor con cazuelas de barros, con diferentes tapas de elaboración casera, te invita a saborear su magnifica cocina. No sin antes tomarte la fresquita de turno que es como la denomina Vicente, y por cierto digno de mencionar es lo bien que la sirve que con un ritual medido a la perfección te entrega esa maravilla de Cruzcampo. Todo tipo de vinos de la tierra hasta de más allá, Riojas de de las bodegas Riojanas se prestan para acompañar el picotear, o almorzar ricas exquisiteces con más de un premio en el haber de esta taberna en el arte culinario.

Cuadros de Semana Santa y otras cuestiones relacionadas y hasta oficios enmarcados como agradecimientos de determinadas cofradías adornan bajo un dosel de damasco granate el fondo de esta escueta taberna, sin olvidar un pequeño tablao flamenco que mientras no es utilizado como tal, es palco de honor a los que allí se ubiquen cual salón que nos hace recordar a un patio andaluz.

Vicente y Moe, Moe y Vicente. Mientras el Moe tiene una taberna virtual que no existe, pero que hace sentir todas esas maravillas antes relatadas y que desde hace mucho me es obligado el tomarme, aunque sea virtualmente esa cruzcampo que tan insistentemente ofrece en su web. (pinchar) “El blog del Moe de Triana"

El contrapunto a lo virtual lo ofrece dentro de la categoría sevillana por excelencia y con ese cachito de arte que posee fruto de la gracia andaluza y del más puro arte sevillano, Vicente. Otro romántico de la cocina y de su Sevilla, y que seguro que sus historias, sus poemas, sus anécdotas encandilan a los clientes cuando el tiempo no apremia. - Eso si Vicente prepárame una fresquita y ponme algo pa matar el gusanillo para engañar mi paladar hasta la próxima vez que vaya.

Una taberna que debiera de existir y otra que nunca debe de faltar.

Salud y libertad.
Publicar un comentario