Conoce mi blog

.- ¿No conoces este blog? Existen muchas cositas que te pueden interesar, para conocerlo y saber como se navega pincha "AQUI" y lee el artículo que lo explica

.-Para ir a la página inicial, pincha "AQUI"


........Y debajo de la última entrada, salvo que se hayan terminado, existen entradas mas antigüas

lunes, 1 de diciembre de 2008

Cuando rectificar fue de sabio

Hace un par de años en un foro de Cádiz, en el que me identifico también como el jardi, ocurrió un espinoso tema.

Se estaba hablando de un señor más o menos conocido en la ciudad, y de cierta relevancia social. Yo que sabía una historia o mejor dicho una presunta historia que señalaba a este señor con un tema de estos chungos que se trata muchas veces con demasiada frivolidad. Me puse mi coraza empuñé mi espada y comencé a arremeter contra él.

Este comentario llegó a sus oídos y entró en el foro y dijo que iba a poner en conocimiento de la justicia todo lo que yo había escrito. A esto todavía me embravuconé mas y respondí diciendo mas cosas. Todo relacionado con ese delito.

Yo recibía multitud de apoyos por mis huevos en descubrir a ese señor, todos me decían que adelante, que no me preocupara, que yo llevaba la razón y blablablá.

Hasta que recibí un privado de un amigo y ahora también compañero de la blogosfera y me dijo más o menos que si yo era tonto. Me dijo que no hiciera caso a nadie, y terminó la faena diciéndome que como de verdad se interpusiera demanda contra mi, independientemente de ganarla o perderla lo iba a pasar mal, (pinchar aquí para ver ese escrito)

Este escrito particularmente eclipsó todos los que me vitoreaban y me agasajaban, yo me di cuenta que aunque pudiera tener razón, no se puede a la ligera llamar a nadie por un nombre que no sea el suyo, es mas ni a un terrorista que no haya sido tipificado como tal en una sentencia, llamarle terrorista es un delito penal.

A esto unos amigos que ya me veían algo preocupadillos, me instaron a que me disculpase por la misma vía por la que yo había dicho y señalado a ese señor, y así lo hice, cogí me senté el ordenador, realicé mi correspondiente disculpas y las colgué en el foro. (pinchar aquí para ver ese documento)

Supongo que esto le valió a este señor, yo me disculpé aunque a lo mejor tuviese razón en mis afirmaciones, pero no soy nadie para decir públicamente nada sobre él. Ahora nos cruzamos por la calle, nos miramos de reojo y santas pascuas.

Esto no es perder la integridad, quizás hice lo correcto por mi, por mi familia y por el insultado señor. Errores podemos cometer, muchos se subsanan por si solo, otros con buena voluntad también llegan a buen puerto, y aunque sea en un de ti para mí en una charla privada y congruente todo se puede solucionar.

Salud y libertad.

8 comentarios:

Mike dijo...

Caray. Menuda joya el comentario anterior. Tela marinera.

Tú a lo tuyo, ya sabes.

Saludos.

manuel Rubiales dijo...

Bueno, España es un pais de Quijotes, y muchos molinos de viento siguen siendo sordos a las disculpas...No sé Paco, hoy me levanté metafórico...
Un abrazo

Jarillo dijo...

Interesante

Jarillo dijo...

Interesante

Longinos8023 dijo...

Si todos supiéramos rectificar, aunque sea tarde, no andaríamos tan crispados.
Cuesta tan poco reconocer cuando uno se ha equivocado o que no lleva toda la razón, qué no entiendo como algunos se montan las películas que se montan. Como tampoco entiendo a los que, en casos como este, disparan con pólvora ajena.
Cuando me toca rectificar lo hago por puro egoísmo. Sí, sí, por puro egoísmo. Y es que en quien pienso primero, es en mí mismo.
Anda que no se queda uno tranquilo cuando rectifica sobre algo que no era correcto. Y si de camino le damos una satisfacción a la otra parte, pues mejor para él. Pero de la tranquilidad de mi conciencia, emana buena parte de la forma en que me comunico con mis seres queridos (familiares y amigos). Afortunadamente ya pasó a la historia la época en que llegaba a casa totalmente crispado. La familia y los amigos no se merecen eso. Par mi son lo primero y hay que llegar a ellos con la conciencia limpia.

Del asunto que relatas, me fui enterando a tiro pasado. Por aquel entonces, no conocía a casi nadie en el Foro. Pero ya habíamos cruzado algún que otro comentario y, debo reconocer, que me preocupó.
No sabes cuanto me alegra que tomaras en consideración el consejo que este amigo, que espero que tengas en ALTÍSIMA estima (su inconfundible forma de escribir lo delata), tuvo a bien enviarte. Llevaba y lleva toda la razón.
A mi siempre me dijeron que, para ganar un juicio, hacen falta tres cosas:
Tener razón.
Saber demostrar que la tienes.
Que el juez te la quiera dar.
Así que no le deseo a nadie honrrado que pase por un juicio en ninguno de los dos banquillos.

Bueno Paco, que otro diíta te pasas por la oficina con más tiempo y te convio a café.

Javi Osorio dijo...

Ese es mi Jardi. Un caballero de los pies a la cabeza. Y pasa de la chusma, que hay mucha.

El Chinorri de Cai dijo...

Señol Jaldi. Sabel lectifical es una viltud que no todos tienen. Pelo como dice el señol Lubiales hay oídos soldos a ese don humano y pelsonal. Con este esclito ha dado usted una pequeña lección a algún que otlo desablido de si mismo. Ole pol su bolsa testiculal, de palte de un chino en Cai, pelo de los auténticos. No occidental con los ojitos lajaos.

Gonover dijo...

Ya lo dice el refranero: rectificar es de sabios.