Conoce mi blog

.- ¿No conoces este blog? Existen muchas cositas que te pueden interesar, para conocerlo y saber como se navega pincha "AQUI" y lee el artículo que lo explica

.-Para ir a la página inicial, pincha "AQUI"


........Y debajo de la última entrada, salvo que se hayan terminado, existen entradas mas antigüas

lunes, 2 de marzo de 2009

Emilio Quintana y sus divagaciones. (1ª parte)


Emilio Quintana para quien no lo sepa es un compañero de trabajo, ambos de la misma quinta. O sea fue uno de los diez jóvenes que nos incorporamos a Parques y Jardines y que hizo el pasado 01 de diciembre, veinte años como operario municipal.

Independientemente de ser un magnifico poeta, un magnifico escritor que ha ganado todos los premios de la peña la Salle Viña entre otros y del cual ya escribí este articulo (pinchar aquí). Ha sido y aun es un ameno compañero pues sus ocurrencias las escribía y las ponía en el tablón de anuncio del vestuario. Desde hace tiempo desempeña su trabajo en la Delegación de Sanidad como Técnico desinfector

En esas ocurrencias nos dedicaba sus versos a cada uno de nosotros según se le ocurría, y casualmente en mi baúl de los recuerdos he encontrado uno de esos documentos. En ella se acuerda de todos los compañeros, algunos de ellos ya fallecidos y otros ya jubilados. Bueno voy a ponerlo, y dar gracias a mi Inma pues ha sido ella la que pacientemente me lo ha transcribidlo pues su velocidad en el teclado es muy superior al mío.



Queridísimos compañeros de mis entretelas:



Una vez mas me dispongo a hacer “el primo” para felicitaros la navidad a través del mensaje sentimental de mis escritos. Desde mi nuevo exilio en los jardines de Blas Infante, donde estuvo la plaza de toros y donde ya no hay plaza pero sigue habiendo muchos “ toros”, quiero haceros llevar mis deseos de buena digestión para los turrones y polvorones, aunque algunos, al igual que yo, llevamos el polvorón incorporado.

En esta plaza de Asdrúbal de hermosos amaneceres ( donde el frío de diciembre te congela las dos esféricas bolsas generadoras de renacuajos espermatozoicos, y el cilindrín uretril- penéico se reduce a su mínima expresión) llegan cada mañana decenas de adorables perritos que dejan sobre la hierva sus olorosos residuos orgánicos, (sólidos, líquidos y semidesnatados) que me ofrecen por desayuno en forma de ensaimada, a veces en forma de gruesos churros y en otras ocasiones en redondeadas configuración de buñuelos.

Pero en esta ocasión quiero apartar momentáneamente la ironía y mostraros el lado bueno de cada uno de vosotros de manera auténtica. No se trata de un doble sentido, sino de sacar a relucir la vertiente más positiva que cada uno tenéis, por increíble que parezca.

Inicio así una nueva etapa de peloteo y quitapeluseo debido a que esta labor de escribir se ha convertido en la más peligrosa de todas las faenas de jardines, ya que incluso para condenar a Pinochet hay y seguirá un larguísimo proceso, y en cambio a este loro (servidor de ustedes) solo por darle un poco de humor a la aburrida rutina , de buenas a primeras me han insultado, me han advertido con denunciarme al Ayuntamiento, a comisaría y al juzgado; me han amenazado con partirme la cara, con hacerme tragar el papel si vuelvo a escribir, incluso un histórico sindicato por medio de su representante ha intentado intimidarme de forma vergonzosa; por todo ello y para no causar mas trauma (por ahora) a esos compañeros del alma con graduación baja en los niveles de testiculina para soportar bromas pero con mucha “malalechina” en la sangre a la hora de realizar ellos la cobarde burla por la espalda paso seguidamente a desglosar vuestras virtudes con un deseo de felicidades e intención de auténtico cobeo.

-Don Manuel Lérida: Hombre con una gran cultura de la que no hace alarde y con una capacidad extraordinaria para encajar bromas de todo tipo, esbozando siempre una sonrisa y a veces carcajadas que le ayuda a superar los obstáculos financieros que jalonan su andadura diaria. Por tanto le dedico la siguiente frase conmemorativa “angurria risueña”.

-Don Diego Flores: Hombre de gran locuacidad y agilidad mental, que de haber poseído mayor cultura habría estado especialmente dotado para el debate político. Profesionalmente alcanza alto nivel operativo, y socialmente es una persona que nunca pasa desapercibida. Frase: “Cállate un poquito ¡picha!”.

-Don Manuel Olmedo: Se destaca su intelectualidad en temas de jardinería. Sus conocimientos teóricos sean los mas amplios de toda la plantilla y su destreza práctica están a un nivel bastante alto. Posee afán de superación, tanto personal como profesionalmente y lleva con mucho orgullo su imagen física, sobre todo la de su rostro, el cual está lleno de vida. (¡lo juro!). Frase: Vivito y coleando.

-Don Eduardo Domínguez: La nobleza lleva sus pasos profesionales y personales y un fino sentido del humor conduce sus frases pronunciadas con suave entonación. Es persona metódica y buscadora, lo cual le reporta ingresos económicos complementarios dentro y fuera de su campo profesional. Entra dentro de la clase bohemia pues hace gala del arte pictórico, sobre todo en su gama de caricaturas. Frase: ¡Hola soy Edu! “Feliz Navidad”.

-Don Rafael Alvarado: Sin establecer comparaciones odiosas, es el chofer más amable en la relación profesional. Sus conocimientos de temas fiscales los pone a disposición de aquellos que necesitamos solventar dudas en la declaración de la renta. Frase: “Sonrisa Profidén”.


-Don Juan Galván: Hay que reconocer como positivo su interés por que la cosas de nuestro centro de trabajo funciones bien, no limitándose a la postura fácil de cumplir sin complicaciones y esperar la nómina. Demuestra personalidad en su cargo de capataz; y en la relación social con los compañeros se muestra como uno más, sin hacer ostentación de superioridad. Frase: (“Cállate, Loro!”


-Don Antonio Castaño: Su trato continuo en los últimos años con los animales del parque no le han restado humanidad a su talante. Es persona que gusta, generalmente, exhibir rasgos de simpatía abriendo puertas en la relación interpersonal. Su procedencia cántabra no ha sido obstáculo para una óptima integración en la sociedad gaditana. Frase: “¡Cuá, Cuá, Cuá!”

-Don Antonio Aguilera. Con solo decir que ha traído a este valle de risas y lágrimas a seis hijos ya hay suficiente mérito; pero además los ha biencriado con una predisposición de trabajador, que se concreta en su capacitación para labores de diferentes gremios y para su dedicación sacrificada en horas y días que roba a su propio descanso. Frase: “ No es más grande porque no le hace falta”

-Don Vicente Reyes: Experimentado conductor que sabe dejar las cosas bien claras cuando de salvaguardar sus derechos se trata. Es el más intelectual de los conductores de jardines sin tenemos en cuenta su presencia de antiguo niño empollón y su interés por temas más diversos y que denotan una inquietud cultural. Frase: “Buenos días, D. Emilio”.

-Don Antonio Pérez: Es necesario resaltar por encima de todo su valentía y convicción para demostrar públicamente sus sentimientos religiosos en un ambiente aconfesional en el mejor de los casos y en ocasiones de marcado rechazo por todo lo que suene a cristianismo. Frase: “ Mi fuerza es la fe”.


Continuará…… (segunda parte pinchar aqui)

Salud y libertad
Publicar un comentario