Conoce mi blog

.- ¿No conoces este blog? Existen muchas cositas que te pueden interesar, para conocerlo y saber como se navega pincha "AQUI" y lee el artículo que lo explica

.-Para ir a la página inicial, pincha "AQUI"


........Y debajo de la última entrada, salvo que se hayan terminado, existen entradas mas antigüas

domingo, 24 de enero de 2010

Un año sin Marta del Castillo


Cuando miro su cara señora mía, siempre me produce la misma sensación y no debe de ser distinta a la del resto de la ciudadanía. No puedo dejar de verla, de observarla, de escucharla y todo ello produce en mi interior algo que si para mi es indescriptible como se puede describir lo que usted, señora, debe de vivir día tras día, noche tras noche, pensamiento tras pensamiento…..

Se me erizan los vellos cuando observo las miradas tristes, tanto de usted como de su esposo al hablar de vuestra hija Marta. ¿Cuántas veces no habréis pedido a los cielos mas sevillanos que todo haya sido un mal sueño y que entrando por la puerta os abracéis los tres y ambos le deis ese beso, ese abrazo apretado que pueda calmar tanto dolor?

¿Quien en esta sociedad no ha sentido resbalar esa lagrimita por su cara en un solo momento de este último año? Nadie que se precie como persona, todas las de bien están con ustedes, con vuestra familia, con vuestras amistades. Hoy en día Andalucía tiene el corazón apuñalado y destrozado porque una de sus familias no logran salir adelante, y sin atisbo para que finalice este calvario con mas de tres caídas provocadas por duras zancadillas en el duro caminar del vía crucis particular que la familia del Castillo están padeciendo.

No pido más que lo que ustedes pedís, deseo que aparezca de una vez la niña Marta, un punto y seguido pues la vida solo finaliza el día estipulado. Punto y seguido para que descanséis que ya os toca, para sin dejar de mirar cada día la cara de Marta, por lo menos la lloréis con mas tranquilidad, que esta pesadilla acabe de una vez, que paguen con el máximo peso de la ley los culpables, y que en Cádiz señores míos, tenéis una familia, la mía, que os manda un abrazo y que reciben vuestras lagrimas como puñaladas en el corazón.

Salud y libertad.
Publicar un comentario