Conoce mi blog

.- ¿No conoces este blog? Existen muchas cositas que te pueden interesar, para conocerlo y saber como se navega pincha "AQUI" y lee el artículo que lo explica

.-Para ir a la página inicial, pincha "AQUI"


........Y debajo de la última entrada, salvo que se hayan terminado, existen entradas mas antigüas

jueves, 1 de octubre de 2009

El amor sin medida sobre el poder y los poderosos.


Hoy he leído una opinión de un señor, antiguo concejal, el cual decía no entender como algunos, en los que yo me encuentro, decimos que la crisis los ha producido los poderosos. Y claro menciona a empresarios que mas o menos tienen sus empresas, con mas o menos trabajadores que cumplen su papel de ganar dinero y por supuesto de pagar los salarios como debe de ser.

No señor periodista, no. Esos empresarios podrán ser poderosos ante sus trabajadores, pero no han sido los culpables de la crisis, simplemente algunos se aprovechan de ella sin escrúpulos, pero eso es otro tema.

Los poderosos que han provocado la crisis son los que después de ganar mucho dinero con sus empresas vendiendo sus productos de necesidad a precios desobirtados, han hipotecado a muchas familias con los bancos, también poderosos y beneficiados por los incrementos de créditos, y todo un elenco de empresas y empresarios que de buenas a primera, comenzaron a cerrar sus empresas, en vez de reestructurarlas o buscar soluciones alternativas

Y son estos poderosos empresarios y banqueros poderosos los que cuando dejaron de ganar billones para ganar millones, comenzaron a despedir trabajadores, comenzando un espiral que si no ha causado un crack como el que ocurrió en Estados Unidos, no ha sido gracias a esos empresarios que siguen viviendo a cuerpo de rey.

Ellos son los culpables de la crisis, los verdaderos poderosos, y los otros, los que iban antes en bicicleta ya hora van en Mercedes, se aprovechan de ella para tener cogido por los huevos a los trabajadores, a despedir a algunos achacándoles la crisis, cuando realmente es porque le han subido la cuota de mantenimiento del yate o las clases en Harvard de la niña, y seguirán siendo insolidarios con la situación pues todavía tienen amigos que los hacen sentirse bien. Cuando son ellos los que tiene que agradecer a los trabajadores que son lo que son y tienen lo que tienen, todo gracias a ellos.

Pero claro es mejor y es mas “guay que te cagas” alegrarle el oído al empresario de turno aunque tenga en su haber un buen numero de despedidos, que a los pobres desempleados.

Total, la culpa de los pobres por no pedirle perdón cuando les damos la espalda y peor aun si no les dejamos que nos den por el culo

Salud y libertad
Publicar un comentario