Conoce mi blog

.- ¿No conoces este blog? Existen muchas cositas que te pueden interesar, para conocerlo y saber como se navega pincha "AQUI" y lee el artículo que lo explica

.-Para ir a la página inicial, pincha "AQUI"


........Y debajo de la última entrada, salvo que se hayan terminado, existen entradas mas antigüas

lunes, 21 de abril de 2008

Hay Caracoles


Deberá de ser un arte, el arte de saber cocinar los caracoles. Yo soy un apasionado de este “bicho”, llegando a estas fechas día si y día no, me pego mi correspondiente racioncita acompañada de su cruzcampo bien fría.

El caracol es un animal que algunas mujeres y de forma jocosa asemejan con un hombre, o somos babosos, o tenemos cuernos o ambas cosas a la vez. También dicen que para babear tenemos que arrastrarnos y a la primera de cambio esconder los cuernos, o ser un arrastrado cornudo y baboso en su más amplio sentido.

Pues para no irme de madre, el caracol supongo que lo primerísimo que se debe de hacer con el, es darle un buen “flete” lo que es vulgarmente conocido como un buen lavado. Dicen que en Cádiz antiguamente al no existir el agua corriente, las gaditanas iban a la playa de la Caleta a lavarlos, aprovechaban la bajamar y en las pocetas de esta playa le daban unos meneos increíbles. Ya mas cercano en tiempo había algunos que seguían usando el agua de la Caleta, pero se la llevaban a su casa y en una palangana le daban sus vueltecitas. Así como ya de la historia menos moderna hay quienes usaban las lavadoras antiguas, que para quienes no lo sepan se cargaban por la parte superior y daba las vueltecitas muy lentamente, y con ello no partían los caracoles.

Para comer los caracoles dicen por lo menos en Cádiz, que hay que hacerlo antes de San Juan. o sea antes del 24 de junio pero eso dicen, yo los he comido mucho después. Los ingredientes, a parte del caracol que es la materia prima, lleva agua y otras especies que no me he preocupado en saber. La verdad es que yo que soy fiel a mis ideas, para comer caracoles tengo muy reservado mis lugares y preferencias, aunque también es cierto que estoy abierto al consejo de quien sepa de en un lugar en concreto que lo hacen mas o menos como yo lo prefiero.

¿Y como son como yo los prefiero? Pues muy fácil, de caldito limpio, sabroso y con su puntito de picante y es por ello por lo que en Cádiz y sin despreciar ningún bar mi preferencia es el Bar “La Palma del hondillo” cerquita del Ayuntamiento concretamente en la calle Ruiz de Bustamante, el Nebraska en la calle Brasil al ladito del Hospital Puerta del Mar, y en San Fernando en el Bar La Noria, en la barriada del mismo nombre, aunque debo de hacer mención al Bar Mari Jose en frente del colegio Salesianos y al Bar Sevilla en la plaza de San Juan de Dios ambos de Cádiz.

Salud, libertad y buen provecho

7 comentarios:

oriental dijo...

Los caracoles al igual que los hombres , estan buenisimos..a escepción de que alguno salga amargo o esté huero...y eso pasa como los melones hasta que no se prueban no sabes si estan pa comerlos o no. JJajajaj, bueno no queria irme con el mal sabor de boca del comentario a tu entrada anterior, Besitos orientales Paco.

Ana dijo...

Pues yo en mi vida los he probado. Pero sí el caldito, ese picante. No puedo evitar el ver comer los caracoles con el palillos de dientes......y aquí tambien es una tapa típica de bares y terrazas, en verano no veas como estan todos chupando caracoles, jajaja.
Un saludo Paco

Manuel Rubiales Requejo dijo...

Doy fe que los caracoles de La Noria de San fernando están pa matarse, anda que no he chupao yo allí caracoles con Cruzcampo en mis siete años de milico. Un abrazo.

Mike dijo...

Pues mira. Mañana tengo yo caracoles para comer. Aún no se cómo los prepararé. Ya te contaré.

Saludos a todos!

Mike dijo...

Unos con sofrito de tomate, ajo, pimineto, longaniza de la tierra, cebolla...

Otros con una mayonesa bien cargadita de ajo y pizca de oregano.

Buen provecho.

Paco Rodríguez dijo...

Me llama la atención la última receta, nunca la había oido. Debe de estar de escándalo

Anónimo dijo...

queridos comensales: resulta que ha coincidido que estoy preparando unos caracoles para la olimpiada de china, pero como no les veo una aptitud luchadore he preferido cocinarlos. yo para eso soy muy vengativo. ahi va mi receta:
primero se lavan los caracoles, no intenten hacerlo de uno en uno, es algo cansino, luego se escurre de agua y se dejan que les salgan los cuernos. seguidamente se les echa sal gorda para desbabarlos. le vuelven a lavar. y otra vez repetimos la operacion. al cabo de los meses... es broma.
cuando veamos que estan limpios se ponen en una olla y los cubrimos de agua. lo ponemos a fuego muy lento, y ahi viene mi toque personal: cuando los caracoles han muerto y estan todos salidos, digo afuera. se les reza un responso y se le tira toda el agua. se vuelve a enjuagar y volvemos a echar agua limpia y a fuego muy lento. ahora ya se le añaden los demas ingredientes. sal, hinojo, poleo, guindilla, ajo, pimiento, cebolla, tomate,ajo, las especias para caracoles y claro está, los susodichos gasterópodos.
espero que os haya gustado y os salgan bien. yo los mios voy a tirarlos porque se me olvidó que al cambiarlos de agua caliente a fria, se les corta la digestion y fallecen. aaaaaaaaadios.