Conoce mi blog

.- ¿No conoces este blog? Existen muchas cositas que te pueden interesar, para conocerlo y saber como se navega pincha "AQUI" y lee el artículo que lo explica

.-Para ir a la página inicial, pincha "AQUI"


........Y debajo de la última entrada, salvo que se hayan terminado, existen entradas mas antigüas

lunes, 23 de febrero de 2009

23 de febrero de 1981, un día en el Falla escuchando carnaval


El 23 de febrero de 1981, el mismo día que un tirano bigotudo quiso retroceder este país a los peores momentos de nuestra historia, o sea a la dictadura. Yo con mis catorce años por cumplir, ese día, o mejor dicho esa tarde estaba dentro del Teatro Falla escuchando y viendo carnaval,

Recuerdo que por entonces era un asiduo, y por supuesto de los “colaos”, que iba o intentaba ir todas las tardes al teatro. Ese día concretamente cantaba la comparsa infantil “Duendecillos carnavalescos” en la que salían algunos amigos míos, y "Los Jamaicanos" estos eran juveniles y salían también otros amigos de pandilla, (el estribillo era “de jamaicano te vengo a cantar a ti taza de plata en tu carnaval, uuuuu, carnaval, uuuuu carnaval”) y dedicaban un pasodoble a un coleguita al que confundieron en un atraco a una relojería de la plaza de las flores de Cádiz y que estuvo unos días en el calabozo hasta que salió en libertad sin cargos.

Recuerdo los coros "La gran locura" que salía mi vecino y el juvenil "Los Concertistas" en el que iba el periodista Juan Manzorro. Chirigotas "Los pollitos mi compare" o "Los Marchosos de fuentegirola". Y la comparsa mas bonita que había escuchado hasta entonces, "Los Pintores de Versalles" de Antonio Bustos. Pues sobre esa tarde, recuerdo como en el teatro comenzaba un movimiento extraño, ante esto yo antes de terminar llegué a abandonar el teatro movido por la inercia, pero cogí el pase en la puerta para volver a poder entrar. Recuerdo como una vez afuera tenía que ser alguien conocido me preguntó que es lo que pasaba que la gente estaba saliendo, yo sin saber nada, me volví hacia dentro y acabé de escuchar la sesión de tarde.

Llegué a mi casa, y fue entonces cuando me enteré de que algo estaba pasando, pero yo no sabía que coño era eso de un golpe de estado.

El 23 de febrero de 1981 yo lo recuerdo carnavaleando. Si ese día yo no me hubiera colado en el teatro, si ese día no hubiera cantado mi colega el cascarón en Duendecillos carnavalesco o el Diego el Pedemonte en Jamaicanos, hoy ese día sería uno de esos que los cuarentones recuerdan por las imágenes de Tejero mandando a todos al suelo. Yo recuerdo el todos al suelo por esa tarde que me colé en el Falla, no recuerdo si escalando hacia la ventana o entrando por la puerta, y que ese 23 F, viví una tarde de carnaval en la casa de los ladrillos coloraos.

Salud y libertad
Publicar un comentario