Conoce mi blog

.- ¿No conoces este blog? Existen muchas cositas que te pueden interesar, para conocerlo y saber como se navega pincha "AQUI" y lee el artículo que lo explica

.-Para ir a la página inicial, pincha "AQUI"


........Y debajo de la última entrada, salvo que se hayan terminado, existen entradas mas antigüas

martes, 10 de febrero de 2009

Eluana Englaro......Y otras eutanasias.


No voy ni puedo decir que la muerte de esta italiana sea motivo de satisfacción para alguien, ni siquiera para los que han asistido esta situación para que llegue a este final. Este final simplemente ha sido el adelanto a lo que tarde o temprano iba a suceder.

Se que para muchos esto se tilda como un asesinato, no se, la verdad yo no se como calificar este echo, lo que si creo que puedo decir que para un padre un hijo es lo máximo y no creo que quiera nada malo para él. Aunque lo que si opino que los toros desde la barrera se ven muy bien y fácil, podemos pensar “Que descanse Eluana y a su vez su padre y familia” o seguir esperanzado en una curación o una intercesión divina o manifestarnos en contra de tales actuaciones, luego seguir cada uno en su casa, la enferma en un estado que ya todo sabemos y el padre ahogando sus penas y no queriendo ver mas a su hija de la manera mas lamentable que se pueda ver a un ser querido, viéndola en estado vegetativo.

Yo no quiero que estas situaciones les tengan que suceder a nadie, ojalá la ciencia avance y consiga tanto y tanto que la curación de las vidas por parte de la medicina sea una realidad, pues para eso los hombres tenemos el don, para algunos divinos y para otros innato de aprender.

Y ahora si voy a lanzar una lanza en contra de una especie de eutanasia encubierta que existe en nuestra sociedad. Vemos como diariamente simples enfermos, ya sean niños o adultos, gente con una salud de hierro pero a lo mejor con un simple problema genético, son vilmente desasistido de la ciencia, pues sus padres, sus hijos, o hermanos pertenecen a una sociedad religiosa llamada Testigos de Jehová.

Todos tenemos constancia de que esto es así, hemos visto en las prensas como por mor de una creencia, ciudadanos que bien pueden ser nuestros vecinos, nuestros amigos o de nuestros hijos, en pleno siglo XXI anteponen su religión a la vida de sus allegados, y ante esto no ponemos el grito en el cielo, ni pedimos un cambio en la legislación para evitar que esto le pueda pasar a un niño, a un joven o un adulto que una simple transfusión de sangre le permita simplemente, vivir.

Salud y libertad.
Publicar un comentario