Conoce mi blog

.- ¿No conoces este blog? Existen muchas cositas que te pueden interesar, para conocerlo y saber como se navega pincha "AQUI" y lee el artículo que lo explica

.-Para ir a la página inicial, pincha "AQUI"


........Y debajo de la última entrada, salvo que se hayan terminado, existen entradas mas antigüas

viernes, 20 de junio de 2008

El poder y su poder...


La verdad que no tengo palabras de agradecimientos que expresar, por las adulaciones que he recibido y sigo recibiendo del amigo, compañero y paisano Manuel Rubiales desde su página web. Si ya es de agradecer que me enlace mi blog en el suyo, con el titulo de “Paco el Jardi, amueblando cerebros” cosa que agradezco pues peor es que me dijera “acosando cerebros”, o “descalificando ideales”. La verdad Manolín, no creo que sea amueblar cerebros lo que digan mis escritos, es que intento ver las cosas con un prisma personal y un pasito mas adelante. Intento decir lo que creo, y creo que estoy aprendiendo a decir las cosas sin insultos e incluso sin que se me señale de partidista.

Pues como el bueno de Manuel, en un articulo suyo viene a decir que la ciudadanía debe de sublevarse, debe de comenzar una revolución y protestar abiertamente las injusticias sociales y/o políticas que sufren los ciudadanos y ciudadanas, los andaluces y andaluzas, los españoles y las españolas, los erizos y las erizas, miembros y miembras todos y todas. Pues ante ese magnifico artículo yo simplemente hice un comentario que decía que los ciudadanos estamos domesticados, y yo era el primero.

A esto me responde y me dice que no cree que yo esté domesticado, y apunta a mis escritos que demuestran lo contrario.

Manuel como esta respuesta merece todo un artículo, mas allá de quedar en un comentario que los hay de valor y los hay sin mas fundamento que rayarte las entrañas, permíteme que te responda a tu halagador comentario desde esta tu otra casa.

Todos tenemos un precio, las peñas, las asociaciones, las empresas, los empresarios, los sindicatos, los partidos, los militantes… todos y digo todos pues están subvencionados y como intentes salirte del tiesto, te recuerdan la subvención, y como te pases un poco te la quitan. Los ciudadanos hemos sido domesticados a base de subvenciones. En los trabajos pasa igual, ¿Quién nunca se ha preguntado que fue de aquel sindicalista de primera línea que tanta guerra dio en su momento?... quizás si hablamos del funcionariado, en un nivel superior, quizás sin tener el bachillerato es funcionario de carrera, ¿Quién sabe? Y en la privada, a lo mejor ya es encargado, con unos pluses que no realizan…. Y hasta en la blogosfera llegamos a domesticarnos, a veces es mejor meterse el teclado en el culo y no caer en la tentación del desalmado de turno que solo intenta desacreditarte.

Todos somos maleables, todos tenemos un precio, solo hay que ponérselo. Quizás Manuel tenga razón y piense de mí que no soy pieza fácil de domesticar. Puede que a la chita callando al final sin hacer un discurso populista, cuando veo una, llamémosle injusticia se llegar al quid para su solución. Pero a mi tampoco me han ofrecido nada para ser como soy. Solo quiero ser unas líneas en lo virtual y un simple ciudadano en lo terrenal.

Con respecto a mis escritos, solo con que una simple tilde bien puesta sirva para dar que pensar me siento satisfecho, aunque luego no comulguen con lo que digo. Soy fruto de mi conciencia y con mis errores que los tengo como toda persona y persono, pero incluso a base de mis errores, quiero seguir aprendiendo.

Salud y libertad

2 comentarios:

manolo Rubiales dijo...

Pues si Paco, todos tenemos un punto, más o menos definido, en el que claudicamos, yo tengo hijos, y ese es mi punto de inflexión, de ahí para abajo si hay que dar leña se da lo que haga falta. A mi me han cesado en mi puesto de trabajo y me han relegado, (no digo rebajado), de categoría, por decirle cuatro cosas al alcalde y a los concejales, pero no me ha callado, ni lo harán (yo nací donde la Pepa...) Yo era encargado de recursos humanos, dije que el alcalde era, y es, un cahquetero, entre otras lindezas y, zassss!, me manda al mostrador de atención al público, a contestar el teléfono y a hacer compulsas, bueno, vale, bien, en peores batallas me he visto, pero no doblo la rodilla, aún no, y si la doblo qe sea mirando a la cara al cateto traidor que me obligue, no por mí, sino por los míos, el resto como todo dios, fracasos y victorias, y cediendo lo justo para no defraudarme a mi mismno. Y si te digo lo que te digo es porque presiento que tu madera es la misma, no somos heroes, porque no existen, pero pretendemos ser dignos de quienes nos rodean y de quienes deberán aprender de nosotros. No quiero que mañana mis hijos digan: Mi papá es el más fuerte, el más valiente, el más guapo... Qué digan simplemente mi papá era un tío integro
Salud... y gracias.

oriental dijo...

..ole Manué....no es el "papi que lo arregla todo todo"...pero es fiel a sus ideales y conciencia..eres valiente de eso no hay dudas y el puesto debes de haberlo ganado por oposición, si no, no hay en tus circustancias muchos funcionarios que actuen como lo haces tu, y te hablo con conocimiento de causa, habiendolo vivido desde dentro.........sois unos monstruos los dos, y me siento orgullosa de ser vuestra amiga, he dicho...besos orientales.